(CNNMoney) - Mark Zuckerberg es blanco de las críticas luego de que Facebook censurara una de las fotografías de guerra más famosas de la historia.

El editor de uno de los principales diarios noruegos publicó el jueves una carta abierta dirigida a Zuckerberg en la que se dice “molesto, decepcionado e incluso asustado” respecto al impacto del algoritmo de Facebook en la libertad de los medios.

Aspen Egil Hansen dijo que su diario, Aftenposten, recibió el miércoles una exigencia por parte de Facebook para remover la icónica imagen de la Guerra de Vietnam en la que se ve a una niña desnuda huyendo de un ataque con napalm.

“Menos de 24 horas después de que nos mandaran el email, y antes de que pudiera emitir una respuesta, se intervinieron a ustedes mismos y borraron el artículo así como la imagen de la página de Facebook de Aftenposten”, escribió Hansen.

Su queja subraya la creciente preocupación respecto a la influencia vasta y en expansión que tiene Facebook sobre las noticias y otros contenidos, que son vistos por más de 1.000 millones de personas en todo el mundo.

“Ustedes crean reglas que no distinguen entre la pornografía infantil y famosas fotografías de guerra”, escribió Hansen a Zuckerberg. “Luego pones en funcionamiento estas reglas sin dejar un espacio para el buen criterio”.

Facebook no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario este viernes.

La saga comenzó cuando el autor noruego Tom Egeland posteó una serie de fotografías de guerra históricas en Facebook.

La red social removió una de las imágenes -la famosa fotografía de Vietnam en la que se ve a la niña Kim Phuc desnuda mientras huye del ataque- y después suspendió la cuenta de Egeland luego de que este posteara su reacción ante la borradura, de acuerdo con el diario noruego.

La fotografía en cuestión, tomada por el fotógrafo de AP Nick Ut, ganó el Premio Pulitzer y es una de las imágenes más memorables del siglo 20. A pesar de su naturaleza gráfica, la publicación de la foto tiene el crédito de haber ayudado a elevar el sentimiento de la opinión pública en Estados Unidos contra la Guerra de Vietnam.

Cuando el Aftenposten compartió en Facebook un artículo sobre lo que había ocurrido a Egeland, eso también estuvo fuera de las normas de la plataforma.

“Ustedes incluso censuran las críticas y una discusión sobre la decisión y castigan a quien se atreve a levantar la voz”, escribió Hansen, describiendo a Zuckerberg como “el editor más poderoso del mundo”.

Zuckerberg ha tratado de defenderse de la presión sobre el rol de Facebook en cuanto a la administración de artículos e imágenes que la gente ve.

“Somos una compañía tecnológica, no una compañía de medios”, dijo el mes pasado. “No producimos ningún contenido”.

Pero algunos expertos no están de acuerdo.

“Sea intencional o no, Facebook ahora juega un rol crítico en la distribución de noticias”, escribió Jeff Jarvis, profesor de periodismo en la Universidad de Nueva York, en un blog a principios de este año. “un editor -o tal vez un ejemplo de ética- podría ayudar a definir los estándares de servicio y las políticas”.

Jarvis aprovechó el jueves la carta del editor noruego a Zuckerberg para tuitear que ese era un ejemplo exacto de porque seguía sugiriendo que Facebook necesita un periodista de alto nivel.

El mes pasado, Facebook se deshizo de los responsables de escribir manualmente las descripciones y titulares en su sección de “trending topics”, dejando el trabajo a cargo de programas de computadora.