(CNN) - ¿Podría Corea del Norte poner una cabeza nuclear en un misil y lanzarlo contra un adversario?

Algunos todavía dudan de que Corea del Norte pueda fabricar una cabeza nuclear suficientemente pequeña como para montarla en un misil. Pero eso es lo que Corea del Norte dijo haber demostrado este viernes.

Según Corea del Sur, la prueba nuclear del viernes tuvo una potencia equivalente a 10 kilotones, lo que la convertiría en la más poderosa de las cinco que ha hecho el régimen norcoreano hasta la fecha.

La explosión ocurrió apenas unos días después de que Corea del Norte ensayara el lanzamiento de tres misiles balísticos, que cayeron en la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Japón, a unas 155 millas (250 kilómetros) de una isla japonesa. El mes pasado, un misil disparado desde un submarino también cayó en la misma zona.

"Una gran preocupación para la región"

"Han venido demostrando no sólo que tienen la capacidad de provocar una detonación nuclear, sino también para montarla y convertirla en un arma", dijo John Delury, profesor asistente de estudios de Asia Oriental en la Universidad de Yonsei en Corea del Sur.

"Si hay pruebas de que pueden hacer eso – o de que lo han hecho – entonces es un motivo grande de preocupación para la región", señaló Alexander Neill, un experto en Corea del Norte en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Asia.

El ensayo nuclear del viernes fue el segundo que realiza Corea del Norte este año, lo que demuestra que Pyongyang está "dominando la tecnología", señaló Lassina Zerbo, secretario ejecutivo de la Organización del Tratado Integral de Prohibición de Pruebas Nucleares.

Pero los analistas consideran que no hay manera de determinar la dimensión de la tecnología de misiles de Corea del Norte hasta que realmente la utilizan.

"No podemos saber nada sobre el tamaño físico del dispositivo", comentó Melissa Hanham, investigadora asociada en el Centro James Martin de Estudios de No Proliferación en Monterey, California.

"Mi gran temor es que vayan a lanzar un arma nuclear activa en uno de sus misiles," dijo Hanham. "Sería difícil para Japón, China, EE.UU., saber que se trata de una prueba y no algo real... Eso sería extremadamente peligroso ya que ello podría desencadenar una guerra."

¿Cómo debe responder el mundo?

La reacción fue rápida y dura en todo el mundo tras la prueba del viernes. Estados Unidos, Rusia, Corea del Sur, e incluso China, país con el que Corea del Norte comparte una frontera y una larga relación diplomática deshilachado, denunciaron la prueba.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se refirió al ensayo del viernes como "una amenaza importante para la seguridad de nuestro país".

Christopher Hill, exembajador de Estados Unidos en Corea del Sur, declaró el viernes que es hora de dejar las conjeturas sobre la capacidad de Corea del Norte y empezar a planear una respuesta.

"En poco tiempo, creo que vamos a tener una cabeza nuclear en un misil y tenemos que analizar muy cuidadosamente lo que vamos a hacer", señaló Hill, quien fue el principal diplomático estadounidense en Seúl de 2004 a 2005.

Hill agregó que el mundo no puede esperar que Corea del Norte ceda ante nuevas sanciones o que Pyongyang esté abierto a nuevas negociaciones sobre su programa nuclear.

"Yo no apostaría a que Kim Jong Un es un tipo razonable", dijo Hill.

¿Colaborar con China?

La solución podría llegar en una alianza con China, segúj Hill, quien también fue secretario de Estado adjunto para Asuntos del Este de Asia y el Pacífico de 2005 a 2009.

"Creo que hay que sentarse con los chinos .... y juntos tenemos que resolver esto", añadió Hill, refiriéndose al programa de armas de Corea del Norte. "¿Qué medidas directas podemos tomar para frenarlo o acabar con él?".

Philip Yun, director ejecutivo del Fondo Ploughshares, una organización que busca la eliminaciónde las armas nucleares, coincide en que el mundo no puede retrasar su respuesta a la prueba de Corea del Norte.

"A menos que encontremos una manera de lidiar con Corea del Norte y frenar sus actividades, en algún momento en un futuro cercano tendrán un arsenal nuclear relativamente sofisticado capaz de golpear a Estados Unidos y eso es un problema enorme", afirmó Yun.

(Con información de Emiko Jozuka, Faith Karimi y Josh Berlinger)