Policías vigilan la catedral de Notre Dame, en París (MIGUEL MEDINA/AFP/Getty Images)

(CNN) - El primer ministro francés emitió una severa advertencia al país el domingo: Francia sigue siendo un objetivo para el terrorismo y el país va a sufrir nuevos ataques.

"La amenaza es máxima", dijo Manuel Valls en una entrevista con la emisora de radio Europe 1. "Lo hemos visto de nuevo en los últimos días, las últimas horas, e incluso mientras hablamos. Cada día la inteligencia, la policía y los servicios de gendarmería frustran posibles ataques y desmantelan redes de Iraq y Siria".

Valls dijo que las autoridades estaban monitoreando alrededor de 15.000 personas en Francia que se cree que están en el proceso de radicalización. Anteriormente, las autoridades francesas habían dicho que había 10.000 personas en su lista de "fiche S", usadas para individuos radicalizados considerados una amenaza para la seguridad nacional.

"Tenemos casi 700 yihadistas -residentes en Francia o franceses- que combaten en Iraq y Siria", dijo Valls.

La advertencia del primer ministro sigue al plan de ISIS frustrado la semana pasada de atacar la catedral de Notre Dame en París.

El sábado, las autoridades francesas acusaron a una mujer cuyo nombre fue dado como Ornella G, en relación a la trama. Fue acusada de "asociación ilícita terrorista para cometer delitos contra las personas" e "intento de asesinatos como banda organizada en relación con un grupo terrorista", según la oficina del fiscal de París.

Ornella G y otras tres mujeres fueron detenidas después de que se encontrara un coche con cinco cilindros de gas abandonado cerca de la catedral, una gran atracción turística en el centro de París.

El fiscal de París, Francois Molins, dijo el viernes que las mujeres formaban parte de una célula dirigida por ISIS desde Siria. Una de las mujeres tenía una carta en su bolso jurando lealtad a ISIS, dijo Molins. Otra había estado comprometida con dos conocidos terroristas.

Francia ha estado bajo estado de emergencia desde los ataques terroristas de París en noviembre.