(CNN) - Las autoridades del Occidental College, una universidad privada en Los Ángeles, investigan un caso de vandalismo a un monumento del 11S en su campus luego de que varias banderas utilizadas en este fueran halladas en la basura.

El club republicano del Occidental College puso 2.997 banderas pequeñas —una por cada una de las víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001— en el patio de la institución de artes liberales a la que asisten 2.100 estudiantes.

“Los vándalos aplastaron, rompieron y tiraron a la basura cada bandera”, dijo el club republicano en su página de Facebook. “No dejaron ninguna en el monumento”.

La muestra temporal consistía en un símbolo que decía “11S Proyecto para Nunca Olvidar”, junto a un mensaje de “R.I.P” (Que en paz descanse, por sus siglas en inglés) dedicados a aquellos que murieron en el ataque. Algunas banderas también estaban ubicadas en línea sobre la acera.

El monumento incluía un camino de banderas de Estados Unidos en honor a las víctimas.

El monumento incluía un camino de banderas de Estados Unidos en honor a las víctimas.

“Esto va más allá de la política. Se trata de la vida de miles que murieron trágicamente”, escribió la institución en Facebook.

“Por supuesto que las pusimos de vuelta en el monumento”, dijo el club sobre las banderas. “Si tratan de destruirlas, las vamos a reconstruir”.

 

Las banderas fueron puestas de nuevo en la institución.

Las banderas fueron puestas de nuevo en la institución.

“El derecho y la libertad para debatir temas complejos y conflictivos y los desacuerdos con otros es fundamental en Oxy”, dijo en un comunicado Erica O’Neal Howard, decana interina de estudiantes. “Al mismo tiempo, no debemos expresarnos de manera que otros sientan que no pueden emitir un discurso”

Indignación nacional

La noticia del incidente se dio a conocer en todo el país y generó una ola de indignación pues muchos lo consideraron como una falta de respecto con las víctimas del 11S.

Este lunes los estudiantes que supuestamente estuvieron detrás del incidente dijeron que su propósito inicial se perdió por culpa de los medios de comunicación y por el discurso de las autoridades del Occidental College.

Los individuos, que permanecen en el anonimato, dijeron que quitaron todas las banderas porque querían “mostrar un enfoque más integral” que también incluyera a las víctimas de la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo.

“La crítica que se hizo era que las banderas representaban un discurso exclusivista y nacionalista”, escribieron los estudiantes, quienes además dejaron volantes alrededor que decían:

“Q.E.P.D. los 2.997 estadounidenses que murieron el 9/11. Q.E.P.D. los 1.455.590 inocentes iraquíes que murieron durante la invasión de Estados Unidos por algo que ellos no hicieron”.

También dijeron que “no sabían” que cada bandera representaba la vida de una de las víctimas.

“De nuevo, la remoción de las banderas no tenía la intención de desestimar a aquellos que murieron ese día, sino de hacer más grande el discurso en relación a la tragedia”.

“Sabemos el dolor y la indicación que sintieron muchos miembros tanto de la comunidad del Occidental College como fuera de ella; esperamos crear espacios en los que las voces de todos los estudiantes puedan ser escuchadas en situaciones de dolor y tragedia como estas”, dijeron las autoridades en un comunicado.

‘La bandera de Estados Unidos es particularmente provocadora’

Este domingo una publicación que apareció en la página de Facebook de un grupo de estudiantes llamado ‘Coalición Oxy por la Diversidad y la Equidad (CODE)', decía que muchos estudiantes “experimentaron angustia al caminar a través de la plaza” donde las banderas estadounidenses estaban ubicadas.

“En un campus que se autoproclama una y otra vez como diverso, equitativo y seguro para todos sus estudiantes, el monumento con banderas estadounidenses cubriendo el patio académico refuta esa afirmación”.

“Como estudiantes de color, este símbolo de la bandera estadounidense es particularmente provocador por diferentes razones. Para nosotros, esta bandera significa violencia institucionalizada (genocidio, violencia, esclavitud, colonialismo, etc.) contra la gente de color, tanto domestica como globalmente”, dice la publicación.

También se dijo que la bandera de Estados Unidos no refleja la diversidad de las víctimas de los ataques.

La CODE —que apoyó las acciones de los estudiantes— dijo que no está detrás del incidente ocurrido el fin de semana.