(CNN) - Los perros y el béisbol son dos de las cosas más grandiosas del mundo, y los White Sox de Chicago combinaron a ambos para lograr romper un récord.

Los fanáticos del béisbol realizan noches llamadas 'Bark in the Park' (Ladra en el parque), en el cual pueden llegar a sus mejores amigos al estadio por una noche (o día) de diversión deportiva interespecie.

Los White Sox perfeccionaron esa tradición cuando impusieron un récord mundial por la mayor cantidad de perros en un evento deportivo.

De acuerdo con el número oficial canino, había 1.122 perros en el juego de la noche del martes entre los Sox y los Indians de Cleveland. Esos son un montón. Francamente las cosas se miraban un poco atiborradas.

Los White Sox estuvieron muy felices por el logro, además de que también ganaron.