Donald Trump habría gastado dinero de su fundación para usarlo para su beneficio propio, según reportes del Washington Post.

(CNN) - La oficina del fiscal general de Nueva York adelanta una investigación a la fundación de caridad de Donald Trump para “asegurarse de que está cumpliendo con las leyes que rigen las organizaciones benéficas” en esa ciudad, dijo el fiscal Eric Schneiderman este martes.

“Hemos investigado”, le dijo Schneiderman a Jake Tapper de CNN en su programa ‘The Lead’.

“Hemos intercambiado correspondencia con ellos. No he hecho de esto un gran asunto ni he organizado una conferencia de prensa, pero hemos revisado los registros de la Fundación Trump para asegurarnos de que cumple con la leyes que rigen las organizaciones benéficas en Nueva York”, añadió el fiscal Schneiderman.

La investigación llega en medio de una serie de reportes por parte del Washington Post en los que se asegura que Trump ha gastado dinero de su fundación—The Donald J. Trump Fundation— en él mismo y lo ha usado para reciclar las contribuciones de otros haciendo parecer que el dinero venía de él mismo. De hecho no ha aportado a la fundación desde 2008.

En otro artículo, el Washington Post reportó que los destinatarios de cinco contribuciones de la lista de la Fundación Trump no tenían registros de haber recibido esas donaciones. Pero el periódico actualizó su reporte luego de que CNN pusiera en tela de juicio tres de las cinco donaciones que había citado el diario.

“Mi interés en este tema realmente está en mi capacidad como regulador de organizaciones sin ánimo de lucro en el estado de Nueva York, y hemos estado preocupados de que la Fundación Trump pueda haber participado en algún acto inadecuado desde ese punto de vista”, dijo Schneiderman.

La campaña de Trump se refirió a Schneiderman como un “partidario que se ha hecho el de la vista gorda con la Fundación Clinton y por años ha apoyado a Hillary Clinton”.

“Esto no es nada más sino otro golpe de la izquierda diseñado para distraer la atención de la desastrosa semana (de Hillary Clinton)”, dijo el portavoz de la campaña de Trump, Jason Miller, en un comunicado de prensa.

Una fuente cercana al fiscal Schneiderman dijo que la oficina del fiscal general de Nueva York adelanta una “investigación de la Fundación Trump sobre transacciones preocupantes que hemos visto”.

El Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS por sus siglas en inglés) multó a la Fundación Trump con 2.500 dólares a principios de este mes por hacer una donación política de 25.000 dólares a un grupo que apoyaba la campaña de la fiscal general de Florida Pam Bondi en 2013. En ese momento, la oficina de Bondi revisaba acusaciones de la escuela de negocios Trump University y consideraba abrir una investigación.

Nunca se abrió una investigación formal y Trump y Bondi han dicho que no ha habido ninguna mala conducta y además que la donación no tuvo que ver con ningún tipo de favores.

Un grupo de demócratas del Comité Judicial de la Cámara enviaron una carta este martes pidiéndole a la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, que abra una investigación por la donación de la Fundación Trump a la campaña de Bondi.

Intercambio de correspondencia

La oficina de la fiscal general del estado de Nueva York y la Fundación Trump han estado intercambiando correspondencia desde junio. CNN obtuvo cuatro cartas de una fuente cercana al asunto de la correspondencia.

Todo empezó con una carta fechada del 9 de junio de la oficina del fiscal general tanto a la campaña presidencial de Trump como a su fundación. La carta, firmada por Karin Kunstler Goldman, asistente del fiscal general, le pide información sobre la donación de 25.000 dólares a la organización “And Justice for All” —el comité de acción política pro-Bondi— incluyendo “fechas, cantidad y receptores de cualquier contribución política hechas por su organización desde el 1 de enero de 2013 a la fecha”.

El tesorero de la Fundación Trump Allen Weisselberg respondió a ese requerimiento en una carta del 28 de junio, diciendo que la contribución “fue hecha por error debido a un caso de identidad equivocada que involucraba organizaciones con el mismo nombre”.

Weisselberg afirma que la fundación y Trump mismo aprendieron del error en marzo de 2016 luego de ver la información en los medios de comunicación, y añadió que Trump pagó la multa con un cheque personal.

“Ha sido una ocurrencia aislada”, agregó Weisselberg. “Desde el 1 de enero de 2014 al presente, no ha habido otro incidente como estos".

Goldman respondió el 15 de julio una carta preguntando por toda la documentación relacionada con la contribución de “And Justice for All”.

El 25 de julio, la oficina del fiscal general recibió una carta de Sheri A. Dilon, socia de la firma de abogados Morgan, Lewis & Bockius LLP respondiendo a las solicitudes.

Schneiderman demandó anteriormente a la Trump University, y el martes se refirió a esta como un “esquema para timar a miles de personas de toda América por millones de dólares”.

Curt Devine, Drew Griffin y David Fitzpatrick de CNN contribuyeron a este reporte.