(CNN) - Rodeados en la tundra ártica. Por osos polares.

Así es la vida de cinco meteorólogos rusos en la pequeña isla rusa de Troynoy, según medios estatales.

Vassiliy Shevchenko, el jefe de la Red de Monitoreo estatal Sevgidromet, a la que pertenece la estación meteorológica, dijo a la agencia Tass que unos 10 osos polares y sus cachorros están peligrosamente cerca de los investigadores.

El incidente comenzó el 31 de agosto, cuando algunos osos polares mataron a dos perros, de acuerdo con Vadim Plotnikov, jefe de la estación meteorológica.

Un oso polar hembra ha estado pasando sus noches bajo la ventana de la estación, por lo que es peligroso salir al exterior.

Tass reportó que Sergey Donskoy, ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Rusia, instruyó al servicio meteorológico federal garantizar la seguridad del personal de la isla Troynoy.

Sevgidromet enviará bengalas para asustar a los osos, aunque no se espera que las bengalas lleguen antes de un mes.