(CNN) - Corea del Norte se mofó el miércoles de demostración de poderío de la Fuerza Aérea de Estados Unidos del día anterior, diciendo que Washington estaba "mintiendo" y "fanfarroneando" con el vuelo de dos bombarderos B-1.

"Están mintiendo sobre que los B-1B son suficientes para combatir en una guerra nuclear total", se lee en un comunicado de la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA).

Dos de los poderosos bombarderos estadounidenses, junto con aviones de combate de Corea del Sur y Estados Unidos, volaron el martes sobre la base aérea de Osan, al sur de Seúl, como respuesta a la prueba nuclear de Corea del Norte el viernes.

Pyongyang afirmó que en esa prueba mostró que tenía una cabeza nuclear que podría ser colocada en misiles balísticos, una posibilidad que aumenta el temor de los aliados de Estados Unidos en la región y también representa una amenaza para las bases estadounidenses en Corea del Sur, Japón y Guam.

Un funcionario de inteligencia de Estados Unidos dijo que Corea del Norte es el único país del mundo que amenaza a otros con un ataque nuclear, y que Pyongyang no muestra señales de dar marcha atrás a su programa nuclear.

Corea del Norte respondió el miércoles que fue EE.UU. el que aumentó las tensiones.

"Los imperialistas estadounidenses siguen dejando que sus estratégicos bombarderos nucleares vuelan sobre Corea del Sur, en un intento de buscar una oportunidad de organizar un ataque nuclear preventivo", dice el comunicado de KCNA.

El Ejército de Corea del Norte se prepara para detener cualquier movimiento de Estados Unidos, agregó, como una advertencia a Washington.

"Es mejor que detengan sus acciones precipitadas".