(CNN) - El tifón Meranti golpeó la parte continental de China después de pasar por Taiwán.

Meranti tocó tierra la madrugada del jueves cerca de Xiamen, provincia de Fujian.

La luz de la mañana reveló calles vacías cubiertas de vidrios rotos.

"Nunca he visto nada tan temible en toda mi vida", dijo Ma Wenhuan, de 72 años, quien vive en Xiamen.

A pesar de la disminución de la fuerza de los vientos después de tocar tierra, estos eran lo suficientemente fuertes como para derribar árboles y romper ventanas.

La poderosa tormenta pasó primero por el sur de Taiwán, con lluvias torrenciales y vientos de hasta 370 kilómetros por hora, más rápidos que un coche de carreras de Fórmula Uno.

Una persona murió y 44 personas resultaron heridas cuando el tifón atravesó la isla, según un portavoz de la Cruz Roja de Taiwán.

Más de 900.000 hogares quedaron sin energía eléctrica, confirmó la portavoz, mientras que otras 500.000 tuvieron problemas con el suministro de agua.

Meranti es el tifón más fuerte desde que el supertifón Haiyan devastó Filipinas en 2013.