(CNNMoney) - Las autoridades europeas han abierto un nuevo campo de batalla contra los gigantes tecnológicos de Estados Unidos al dar a conocer el borrador de una nueva legislación que podría forzar a YouTube y a otras compañías a pagar más dinero a la industria musical.

La Comisión Europea, que administra la legislación de la Unión Europea, propuso una nueva ley de propiedad intelectual en toda Europa, diciendo que quiere fortalecer los derechos de los artistas y asegurarse de que reciban una proporción justa de las ganancias que obtienen por su trabajo.

Si se aprueba, la nueva legislación obligará a los servicios de streaming como YouTube y Dailymotion a fortalecer las medidas de protección de derechos ya sea filtrando contenidos que tengan derechos de autor o pagando por su uso.

Este es un gran paso respecto a las medidas actuales que sólo requieren que esos servicios actúen cuando sean notificados de violaciones de derechos de autor.

La Comisión Europea dijo que quiere atender las preocupaciones de los artistas que ven cómo su trabajo se desvaloriza una vez aparece en la web de manera gratuita.

La industria de la música respalda el acuerdo, pues ha estado haciendo lobby en Bruselas para aumentar la presión en plataformas de música en streaming y proveedores de videos.

“La propuesta de hoy… confirma que el usuario que sube contenido a servicios como los de YouTube, que son las fuentes más grandes de música bajo demanda, no debería ser capaz de operar por fuera de las normas de licencias”, dijo Frances Moore, director ejecutivo de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés), una organización internacional que representa a más de 1.300 compañías musicales.

'Daño a la libertad de internet'

Pero los críticos de la propuesta dicen que la medida puede hacerle daño a la libertad de internet en Europa. La organización European Digital Rights, un grupo que defiende las libertades digitales, dice que la propuesta “consiente a un pequeño número de intereses de grupos de presión”. Además agrega que las nuevas reglas podrían significar filtrar todos los contenidos que se suban desde Europa a internet.

Por su parte Google, dueño de YouTube, dice que la propuesta es “preocupante”.

“La propuesta de hoy sugiere que los trabajos que incluyen texto, video, imágenes y más deben ser filtradas por los servicios en línea. Esto podría efectivamente volver el internet en un lugar en el que todo lo que se suba debe ser aprobado por abogados antes de que pueda encontrar una audiencia”, dijo Caroline Atkinson, vicepresidente de Google, en un blog.

La Comisión Europea también quiere darles a las organizaciones de noticias el derecho de pedir pagos a los agregados de contenidos y buscadores que usan fragmentos de sus artículos en otros contenidos.

La comisión dice que las nuevas reglas les darán a los periodistas y editoriales de noticias un mejor control sobre quién puede usar su contenido y cómo hacerlo.

“Quiero que a los periodistas, editoriales y autores se les pague mejor por su trabajo, así hayan sido hechos en estudios o salas de estar; si son publicados en físico o en línea, si son publicados usando una fotocopiadora o comercialmente con hipervínculos en la web”, dijo el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker este miércoles.

Google dice que la propuesta va hacia atrás.

“Podría perjudicar a cualquier persona que escriba, lea o comparta noticias, incluyendo a muchas empresas emergentes que trabajan en el sector de las noticias para construir modelos sostenibles en internet”, añadió Atkinson.