(CNN Español) - Tienes un reloj inteligente en su muñeca, a Siri en la palma de su mano y decenas de notificaciones de correos electrónicos aparecen en la pantalla de su computador durante todo el día. No, no eres el único que ha estado tratando de dominar el arte de ser multitareas todos estos años.

Sin embargo, la verdad es que nuestros cerebros no pueden cumplir con tantas tareas al tiempo. ¿Por qué?

Nuestras mentes están programadas para pensar en una sola cosa al tiempo. Así que lo que realmente hacemos es cambiar de una tarea a la otra y así sucesivamente... y eso no es bueno para nuestra productividad. Peor aún, no somos conscientes de porqué ni cómo estamos realizando cada tarea, porque estamos muy apurados por pasar a la siguiente.

De hecho, logramos terminar algo menos del 50% cuando tratamos de abordar unos pocos deberes al tiempo, en lugar de enfocarnos en uno a la vez, asegura James Rouse, médico naturopático, autor de ‘Think, Eat, Move, Thrive: The Practice for an Awesome Life’ y cofundador de Healthy Skoop.

Mientras los expertos acostumbraban a entregar consejos sobre cómo mejorar la habilidad de ser multitareas, la idea de tener una lista de cosas por hacer no estaba de moda. Abogaban por algo mucho mejor: estar presente en el momento para poder concentrarse en una sola actividad. Una sola. En otras palabras: dedicarse nada más a una tarea. (Traducción: poner su celular lejos, cada vez con mayor frecuencia).

Para ayudarte a que pueda hacer más cosas de manera más rápida, desestresarte y realmente disfrutar un poco más de la vida, el doctor Rouse compartió a Life by Daily Burn su propia serie de consejos para convertirse en un mejor “hacedor de una sola tarea al tiempo”.

Así que esconde tu celular, desactiva tus notificaciones de correo y lee las siguientes instrucciones. Tu reto será no hacer 101 otras cosas mientras que terminas de leer este artículo.

7 consejos de productividad para vivir el momento

1. Comienza con un cambio
Almorzar mientras revisas tu correo, chatear mientras escribe una propuesta de trabajo, navegar por las redes sociales durante una reunión de trabajo. ¿Se siente usted culpable de esos crímenes multitareas? No te preocupes, no estás solo. Todos están en la misma situación que tú. Lo que deberías hacer, en cambio, es elegir una actividad y enfocarte en ella, teniendo claro que así obtendrás mejores resultados.

“La gente piensa que hacer una sola cosa es ser menos productivo, pero tenemos que acabar con el mito de que si haces una sola cosa, estás haciendo menos”, asegura el doctor Rouse. Poner toda tu energía en una cosa realmente significa que sacarás más ganancias de ello.

Organiza tu agenda de forma diferente escogiendo una actividad en la que puedas concentrarte de manera exclusiva esta semana. Eso implica desayunar de manera consciente, guardar tu celular en un cajón mientras revisas tu correo en la tarde o simplemente viajar por trabajo sin tu podcast o tu libro preferido. Entre más te alejes de las distracciones (incluso cuando realiza pequeñas tareas), más capacidad tendrás de enfocarse con mayor atención en otros proyectos.

2. Invita a otros a realizar una sola tarea
“Ser multitareas es contagioso”, dice el doctor Rouse. “Somos criaturas sociales que ven a otras personas haciendo tres o cuatro cosas al mismo tiempo y queremos imitar eso que vemos. Así que es difícil no ser multitareas cuando estás rodeado de personas que lo son”. Para contrarrestar eso elimina todas las distracciones cuando estés rodeado de otras personas. Si saliste a tomarte unas copas con un amigo o a comer con tu familia, pongan lejos sus celulares y apaguen la televisión, para que todos puedan estar presentes de verdad en ese momento. (Parece simple, ¿pero realmente lo hace?).

Tener tu teléfono en el bolsillo o boca abajo en la mesa no cuenta, porque tan pronto sientas la vibración con la llegada de un mensaje o cuando veas que la luz se prende, tu mente se irá inmediatamente a otra parte. No importa cuánta fuerza de voluntad creas tener, no podrás resistirse a las otras cosas que están sucediendo alrededor tuyo”, afirma el médico. “Así que ni siquiera te permitas esa tentación”.

3. Comienza tu día de manera correcta
Muchas personas se duermen con su celular en la cama, pero lo desafiamos a que lo pongas al otro lado de la habitación. De esa manera, no te sentirás obligado a revisarlo antes de que incluso ponga su pie afuera de la cama en la mañana. Llevar la tecnología al espacio en el que duerme es una manera de generar distracciones y estrés, asegura Rouse. Sin hablar de que puede robarte horas de sueño. Empieza el día con un ligero estiramiento o con una respiración profunda, para que estés presente desde el comienzo.

4. Camina al aire libre
Una de las mejores maneras de convertirte en “hacedor de una sola tarea” es salir más a menudo, dice el doctor Rouse. Camina sin tu celular y no tendrás la tentación de revisar tu correo o de responder mensajes. Convéncete de que serás capaz de fijarte en lo que te rodea, incluyendo olores y ruidos. ¿No tienes tiempo para hacer una caminata en la mitad de la jornada laboral? Si has estado corriendo mientras sientes que hace 100 cosas al tiempo, tómate un paseo de 10 minutos al aire libre cuando salgas de la oficina hacia la casa. Te prometemos que recibirás grandes recompensase y, si tienes más trabajo por hacer, podrás concentrarte más fácilmente después de eso.

5. Separa tiempo para la tarea más difícil
Si eres de los que con frecuencia aplaza una tarea como escribir, dibujar o planear clases, dedica el mismo tiempo cada día a enfrentarla, incluso si la creatividad no fluye en ese momento. “La mejor manera de evitar distracciones es evitar la procastinación”, afirma el médico. Si cada día, a mediodía, te sientas y empiezas a escribir, tu cerebro se acostumbrará a ello. Así, el trabajo comenzará a fluir con más facilidad, sin que sientas la necesidad de revisar Facebook durante cuatro horas hasta que una gran idea explote en tu cabeza.

6. Dele a alguien un abrazo
Piensa en la última vez en que realmente le dio a alguien un abrazo del oso. El tiempo pareció detenerse en ese momento, ¿cierto? Cada vez que sientas que necesitas unos pocos segundos para poner los pies en la tierra y tener un momento de tranquilidad, el doctor Rouse sugiere que abraces a alguien para volver al presente, al momento. De hecho, los abrazos liberan la oxitocina, una hormona que se conoce como la hormona del amor y de la conexión, lo que puede ayudarte a reducir el estrés.

7. Nunca deje de intentarlo
Entendemos, concentrarse en hacer una sola actividad a la vez puede parecer imposible. La vida muchas veces nos tienta con distintos caminos, así que es difícil mantenerse en el correcto. Pero entre más intentes trabajar en una sola tarea al tiempo -hazlo con diferentes deberes a lo largo del día y de la semana-, mejor lo harás, más lograrás y te sentirás más relajado y productivo. El doctor Rouse prefiere verlo así: “Para la mente de un experto, nada es posible. Pero para la mente de un principiante, todo es posible”. Ser un estudiante en eso de convertirse en un “hacedor de una sola tarea” hará que lo disfrutes más y que sea más fácil.

Ser multitareas es contagioso. Somos criaturas sociales que ven a otras personas haciendo cuatro cosas al tiempo y queremos imitar lo que vemos. Es difícil no ser multitareas cuando estás rodeado de personas que lo son.

James Rouse, médico naturopático