(CNNMoney) - El emprendedor indio Byju Raveendran sabe lo poderoso que es atraer la atención de Mark Zuckerberg.

El CEO de Facebook no solo elogió la firma de tecnologías de la educación BYJU—lo que le dio gran atención a esa compañía emergente—, sino también hizo una gran inversión en ella.

La iniciativa Chan-Zuckerberg—fundada por Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan—está entre el grupo que donó 50 millones de dólares a BYJU. (Raveendran se negó a decir cuál fue la cantidad exacta que donó la fundación, debido a acuerdos confidenciales).

La aplicación para aprender ciencias y matemáticas, que tiene 250.000 suscriptores, ayuda a los estudiantes entre los grados 4 y 12, a aprender física, química y biología por su cuenta. La app utiliza contenido original y enseña a través de varios videos, actividades interactivas y exámenes.

Pero la app, lanzada en 2015 tras cuatro años de desarrollo, es única: Se adapta al estilo y ritmo de aprendizaje de cada estudiante.

Por ejemplo, modifica la dificultad de una lección basado en el nivel del alumno en cierto tema. También puede comprender si el estudiante aprende mejor visualmente o necesita instrucciones.

“Nunca puedes tener este nivel de personalización en un salón de clases”, dijo Raveendran.

En una publicación de Facebook la semana pasada, Zuckerberg dijo que apoya a la compañía debido a su propia creencia en el aprendizaje personalizado.

“Soy optimista sobre el aprendizaje personalizado y la diferencia que puede hacer para los estudiantes de todas partes”, escribió. “Por eso estamos ansiosos de trabajar con compañías como BYJU para tener estas herramientas a la mano para más estudiantes y maestros en el mundo”.

Raveendran, de 36, se toma muy en serio el voto de confianza de Zuckerberg.

Debido a que la compañía ha sido rentable desde el comienzo, inicialmente no buscaba inversión externa. Pero cuando la noticia sobre la aplicación se propagó, más inversores quisieron participar. BYJU tenía 85 millones de dólares de fondos externos antes de la inversión de Zuckerberg.

“El contenido es nuestra fuerza”, dijo Raveendran. “Los mantenemos simple y fácil de visualzar y escribimos los guiones de cada lección nosotros mismos”.

Desde su lanzamiento, la app de BYJU ha sido descargada más de 5,5 millones de veces—y cerca de 90% de sus suscriptores renovaron su suscripción de 150 dólares anuales.

“Lo que más nos entusiasma es que los estudiantes pasan 40 minutos por sesión cada día en la aplicación, sin que nadie los obligue a ello”, dijo Raveendran. “Para mí, eso significa que les gusta”.

La app es utilizada por alumnos en más de 1.400 pueblos de la India. Más del 70% de sus usuarios no pertenecen a las principales ciudades indias.

El amor de Raveendran por el aprendizaje se remonta a su crianza en un pueblo costero al sur del estado indico de Kerala. Sobresalió en la escuela y se graduó de un centro educativo de lenguas donde sus padres daban clases.

En la India existe un gran énfasis en el aprendizaje basado en exámenes, lo que orilla a los estudiantes a simplemente memorizar la información.

byju-app-pantalla-celular

Raveendran, quien posteriormente se convirtió en ingeniero, dijo que su interés por los deportes le ayuda a entender que hay varias formas de aprendizaje.

“Pasé más tiempo fuera de la clase, jugando cricket, fútbol y tenis de mesa”, dijo Raveendran. “Muchas habilidades en la vida real se aprenden de este modo. Te ayuda a darte cuenta qué te gusta y en qué eres bueno”.

Debido a que Raveendran le gustaban las ciencias y las matemáticas, pasó tiempo aprendiendo sobre esos temas por su cuenta. Después, empezó a enseñarles a los aspirantes universitarios su método para prepararse para los exámenes de administración, ingeniería y medicina.

Sus clases se volvieron tan populares que, de enseñar en un salón de clases con 40 personas, tuvo que alquilar auditorios y estadios en unos años.

La aplicación BYJU se construye alrededor de la experiencia de hacer la educación una actividad divertida e independiente, donde los padres y maestros solo sean un apoyo.

En una encuesta reciente entre los padres de familia cuyos hijos utilizan la aplicación, 79% dijeron que han visto mejoras significativas en el proceso de aprendizaje. Con estos resultados, está entusiasmado por expandir el programa.

“No hemos llegado ni a 1% de los estudiantes en la India, así que queda un largo camino por recorrer”, dijo.