(CNN Español) - Un tribunal de apelación de Suecia ha decidido este viernes mantener una orden de arresto europea que pesa sobre el fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Las autoridades suecas quieren interrogar a Assange sobre un presunto caso de asalto sexual.

Assange, un ciudadano australiano, no ha recibido cargos y ha negado las acusaciones. Dijo temer que Suecia le extradite a Estados Unidos, donde podría enfrentar la pena de muerte si es acusado y condenado por la publicación de los secretos del gobierno.

El fundador de WikiLeaks se refugió en la embajada ecuatoriana en 2012 para evitar su extradición a Suecia, donde los fiscales quieren interrogarlo sobre acusaciones de asalto sexual.