(CNN Español) - Nuevas erupciones del volcán Turrialba causaron una lluvia de ceniza sobre San José, capital de Costa Rica, y obligaron al cierre temporal del aeropuerto internacional Juan Santamaría.

La actividad en el volcán Turrialba sigue en ascenso, lo que ha sido su comportamiento usual en ciclos de erupciones anteriores, dijo a CNN Javier Pacheco, sismólogo del Observatorio Vulcanológico Sismológico de Costa Rica, Ovsicori.

Este último ciclo inició el 13 de setiembre pero los vientos dirigían la ceniza lejos de la Gran Área Metropolitana —que incluye a San José—, al noreste. Sin embargo en las últimas horas la ruta cambió hacia el suroeste y la ceniza cae sobre el Valle Central, donde los carros, calles y viviendas se llenan de material. Este lunes el coloso registró al menos cuatro nuevas erupciones, dijo Pacheco.

El volcán Turrialba se reactivó en 1996 y los ciclos más fuertes de erupciones se registran desde 2010.

Según la oficina de prensa de Aeris, la empresa que opera el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, concluyó la primera parte de la limpieza de la pista y se reabrió para sacar los vuelos varados de la tarde, pero se volvió a cerrar y así se mantiene hasta las 9 de esta noche.

La intención es mantener el aeropuerto en condiciones seguras para operar. El estado actual podría variar dependiendo de la actividad volcánica.

Según Ovsicori, el pasado ciclo eruptivo en el volcán Turrialba inició el 30 de abril y finalizó el 1 de agosto del 2016, luego entró en un período de reposo relativo y desde el 10 de setiembre entró en una nueva fase pre-eruptiva con un incremento de sismos.

Con información de Djenane Villanueva