(CNN) - Luego de cargar las fotos de perfil cuidadosamente seleccionadas y de redactar una pulida biografía para una aplicación de citas, te pones a pensar en qué clase de persona estás buscando.

Las aplicaciones y los sitios de citas ofrecen la opción de filtrar las opciones por sexo, raza, estatura o religión… pero podrían ser aún más personales.

Este verano, la red social Grindr fue blanco de críticas por preguntar a sus usuarios en una encuesta: "¿Cuál es su situación actual respecto al VIH?" y "¿Cómo se sentiría si supiera que Grindr le permite filtrar a las personas que ve según su situación respecto al VIH?".

En un comunicado, un representante de Grindr dijo que la encuesta es un esfuerzo por entender mejor a sus usuarios y fomentar el diálogo.

"Hemos observado un incremento considerable de perfiles de usuarios en los que se habla abiertamente de su situación respecto al VIH y las fechas en las que se hicieron las pruebas. En vista de que esto no ha sido parte de nuestras opciones de perfil hasta ahora, estamos consultando a los usuarios para determinar si desean compartir esta información y para determinar formas de evitar la estigmatización y ofrecer el apoyo adecuado", según el comunicado.

Daniel Reeders, candidato a doctorado en la Universidad Nacional Australiana que estudia la estigmatización por el VIH, publicó una captura de pantalla de la encuesta en internet. Dijo que recibió las imágenes de parte de un colega y dijo que el filtro era una "cuarentena digital".

"Los sitios y las aplicaciones de citas no deberían preguntar la situación respecto al VIH porque no hay forma de garantizar que se protegerá la privacidad y la seguridad de las personas que revelen que son seropositivos", dijo Reeders. "La gente seropositiva puede sufrir un acoso extremo aunque sea de parte de un segmento reducido de la comunidad. Las personas pueden revelar su situación en el texto de su perfil si así lo deciden".

En efecto, los expertos en salud pública y relaciones consideran que el filtro de VIH o de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) en una aplicación puede hacer más daño que bien.

Falsa seguridad

Aunque un filtro para el VIH podría ofrecer el beneficio de permitir que las personas seropositivas conozcan a otras en la misma situación (con lo que se evitarían conversaciones potencialmente incómodas y estigmatizadoras), también podría tener un lado oscuro: crear una falsa sensación de seguridad, de acuerdo con Eric Scrimshaw, profesor asociado de Ciencias Sociomédicas en la Universidad de Columbia, Estados Unidos.

Su implementación en las aplicaciones de citas podría provocar que las personas que no tienen VIH piensen que las coincidencias que la aplicación arroje tras aplicar el filtro consisten solo en personas que no tienen VIH, con lo que podrían tener relaciones sexuales sin protección, señaló.

Esto podría provocar contagios de VIH porque "en primer lugar, la pareja potencial podría no estar diciendo la verdad para poder conseguir parejas o para evitar el estigma, y porque la persona podría haber participado recientemente en actividades que desembocan en un cambio de situación sin que lo sepa aún".

Otra inquietud es que esos filtros podrían aumentar la estigmatización y la discriminación de personas que viven con VIH, lo que las aislaría más socialmente y "satanizaría a la población".

"Si hay más estigma y discriminación por el VIH, menos personas se harán la prueba", dijo Gary Harper, profesor de Salud Pública de la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

Como la mayoría de las ETS son temporales y tratables (como la gonorrea y la clamidiasis), es más probable que la gente busque tratamiento lo más pronto posible, dijo Harper; ni siquiera pensarían en incluirlas en sus perfiles para citas. Sin embargo, un filtro para cualquier ETS incurable, como el herpes, podría incrementar el estigma, de acuerdo con los expertos.

Haper agregó que imponer un filtro a los usuarios de las aplicaciones de citas elimina el derecho a la privacidad: ya no tendrías control sobre quién puede revelar la información relativa a tu situación respecto al VIH en una red electrónica de desconocidos.

¿Cuáles son las alternativas?

Los expertos dicen que en vez del filtro, sería mejor dejar que los usuarios elijan.

Permitir que los usuarios mencionen en sus perfiles su situación respecto al VIH y a las ETS podría fomentar el diálogo y prevenir malos entendidos que podrían desembocar en un contagio, además de que "ayuda a crear una norma o una cultura de hablar del tema en la aplicación antes de conocerse", dijo Scrimshaw, de la Universidad de Columbia.

De hecho, algunas aplicaciones ya están haciendo justamente eso. Por ejemplo: Hornet, una aplicación de citas para hombres homosexuales, cuenta con una función llamada: "Conoce tu situación", con la que los usuarios pueden revelar una de cinco situaciones respecto al VIH: "negativo", "negativo y usando PrEP", "positivo", "positivo indetectable" y "desconocido". La aplicación también permite que los usuarios seropositivos busquen a otras personas seropositivas, pero los usuarios que seronegativos no pueden buscar usuarios seronegativos.

Ian Holloway, profesor de Asuntos Públicos en la Universidad de California en Los Ángeles, dijo que la función de búsqueda exclusiva de seropositivos podría ayudar a los hombres seropositivos a buscar no solo parejas, sino apoyo social y consejos.

Sin abrir la búsqueda a hombres que seronegativos, la función podría evitar que los usuarios tengan una falsa sensación de seguridad y animarlos a hablar del VIH con sus parejas.

Alex Garner, estratega sénior en innovación para la salud de Hornet, dijo que es un esfuerzo por fomentar la conversación consciente sobre el VIH y la salud sexual de los hombres gais y para "cerrar la brecha entre las personas seropositivas y las seronegativas".

Las aplicaciones y los sitios de citas pueden cumplir una función poderosa para crear consciencia sobre la prevención del VIH y las ETS sin fomentar los estigmas ni la discriminación, de acuerdo con los investigadores.

Por ejemplo: en el estudio de Holloway de 2013 se determinó que más del 80% de los usuarios de Grindr en el sur de California están dispuestos a participar en programas de prevención del VIH en línea o a través de aplicaciones móviles. En el estudio se propone que las aplicaciones con geolocalización tomen en consideración la posibilidad de ofrecer referencias rápidas sobre sitios cercanos para hacerse pruebas de detección de VIH como una forma de animar a más hombres a que se hagan la prueba, para crear consciencia y para ayudar a facilitar el acceso a servicios comunitarios.

En otro estudio reciente se determinó que Grindr era una forma efectiva de entregar estuches de prueba de VIH a los hombres que tienen riesgo de contagio y reducir la propagación del VIH.

Sanders, el profesor de la Universidad Johns Hopkins, cree que es buena costumbre que las aplicaciones y los sitios envíen alertas e información sobre prevención y tratamiento del VIH y las ETS, tales como la frecuencia con la que se debería hacer la prueba para cada clase de ETS y qué hay que revisar en la consulta con el médico.