(CNNMoney) - Donald Trump ya está afectando a México.

Últimamente, la moneda mexicana le ha seguido los pasos a las cifras de las encuestas del candidato republicano… en la dirección opuesta: mientras los números de Trump mejoran, el valor del peso mexicano cae.

La semana pasada, luego de que algunas encuestas mostraran que Trump le estaba ganando terreno a Hillary Clinton, el peso mexicano se redujo a un mínimo histórico.

“Hay definitivamente una correlación… la idea del muro de Donald Trump y el resto de cosas están teniendo un impacto en el peso mexicano”, dijo Ihab Salib, líder de renta fija internacional de Federated Investors.

La caída del peso es el reflejo de los miedos que tienen los inversionistas sobre las consecuencias que tendría la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en la relación de México y Estados Unidos, tanto a nivel político como económico.

En lo que va corrido del año, el peso ha bajado 12% respecto el dólar. Hace casi un año, un dólar equivalía a unos 16,5 pesos mexicanos. Actualmente un dólar cuesta 19,6 pesos.

Trump lanzó su campaña el año pasado con una retórica antimexicana y no se ha detenido.

El candidato republicano ha dicho que podría “negociar enteramente” o “terminar” el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) —entre Canadá, México y Estados Unidos—. Así mismo ha amenazado con subir en un 35% los impuestos de algunos bienes como los vehículos de Ford, que son fabricados en México y vendidos en Estados Unidos.

Desde que el TLCAN se convirtió en una ley, las inversiones y exportaciones entre ambos países se dispararon. Cerca del 80% de las exportaciones de México llegaron a Estados Unidos.

Sin embargo, los trabajos en el sector de manufactura en Estados Unidos se han reducido desde la entrada en vigencia del TLCAN. Esa es una de las razones por las que la retórica anti México de Donald Trump apela a los votantes del cinturón industrial de Estados Unidos y un motivo por el que México está tan preocupado por la llegada de Trump a la Casa Blanca.

“El riesgo político de Estados Unidos se traslada a México”, dice Chris Wilson, subdirector del Mexico Institute, un grupo de investigación con base en Washington. “Eso afecta directamente el valor de la moneda”.

Pero no todos los expertos creen que Trump ha impactado el peso. Es poco probable que sea capaz de hacer reales todas sus propuestas de campaña relacionadas con México, asegura Win Thin, jefe de estrategia emergente de mercado de divisas en la firma Brown Brothers Harriman.

“Por ahora, le estamos quitando importancia al ‘Efecto Trump’ en México”, dice Thin, quien ve que la lenta economía de México juega un papel más importante en el rendimiento del peso.

Pero hay otros factores que afectan la moneda de México. Su economía se contrajo el segundo semestre por primera vez en tres años. La manufactura en México bajó comparada al año pasado, el gobierno anunció recortes en el gasto este verano y el precio del petróleo, su principal producto básico, sigue siendo bajo.

Los planes de la Reserva Federal de subir las tasas de interés también tienden a desalentar la inversión en países en vía de desarrollo como México. Y la aprobación del presidente Enrique Peña Nieto es la más baja para un mandatario mexicano desde que el sondeo empezó en 1995.

Sin embargo, otros países que también han tenido que luchar contra la depresión de su moneda contra el dólar, han logrado salir adelante luego de severas caídas en 2015. El real brasileño subió 21% respecto al dólar este año y el rand sudafricano ganó un 10% respecto a ese mismo periodo de tiempo.

Sin embargo el peso mexicano se ha ido por otro camino mientras el país sigue con recelo la elección presidencial de Estados Unidos.