(CNN) - El Departamento de Justicia estadounidense investiga la muerte de un hombre negro a manos de la policía en un incidente ocurrido el pasado viernes en Tulsa, Oklahoma.

Tres días después de la muerte de Terence Crutcher, de 40 años, el Departamento de Policía de Tulsa hizo público el lunes un video del incidente, tomado desde un helicóptero policial. Chuck Jordan, jefe de la policía de Tulsa, describió las imágenes como "muy preocupantes".

En algún momento después de 19:30 del jueves 16 de septiembre, el 911 recibió una llamada de mujer sobre un vehículo abandonado que estaba bloqueando una carretera.

La mujer también le dijo al operador del 911 que "el hombre estaba huyendo (del vehículo)" después de explicarle que iba a "estallar".

Crutcher estaba detenido por una avería en su coche, según su familia. En el video se aprecia que cuando llegó la policía, el hombre estaba a un lado de la carretera con las manos en alto.

La grabación de múltiples cámaras de la policía muestran cómo Crutcher camina hacia su camioneta, en el medio de la carretera, con las manos en alto, seguido de cerca por la oficial Betty Shelby y otros tres agentes. Rodean a Crutcher, que siguió caminando hacia su coche y baja sus manos en dirección a la ventana del vehículo.

Momentos después, la agente Shelby disparó fatalmente a Crutcher.

La oficial dijo que Crutcher "no estaba cooperando", según explicó Jordan en una conferencia de prensa el lunes. El jefe de la policía se negó a ofrecer más información sobre la presunta falta de cooperación de Crutcher.

Estaba desarmado

En la conferencia de prensa del lunes, Jordan utilizó un tono sincero para referirse a la intervención policial que causó la muerte de Crutcher.

"Voy a decírselo aquí ahora: el sospechoso no tenía ningún arma, ni había ningún arma en el en el vehículo", dijo.

Jordan también confirmó que Shelby había disparado y que el oficial Tyler Turnbough había desplegado su pistola eléctrica.

Shelby está ahora bajo licencia administrativa en espera del resultado de una investigación criminal. Shelby, de raza blanca, se unió a la fuerza en 2011.

Tanto el Departamento de Justicia de Estados Unidos como las autoridades estatales han puesto en marcha investigaciones sobre el tiroteo.

Mientras, afuera de la corte del condado de Tulsa, aproximadamente dos docenas de manifestantes portaban pancartas y fotos de Crutcher, gritando consignas como "¡manos arriba, no disparen!" Mientras caminaban por el centro de Tulsa, exigieron una mayor transparencia, así como una mejor formación de la policía local.

En una conferencia de prensa el lunes, Tiffany Crutcher, hermana del fallecido, dijo que para ella estaba claro que Terence murió a causa de la "negligencia, incompetencia y falta de sensibilidad" de una oficial de policía de Tulsa.