(CNN) - Niveles críticos de cromo (VI) han contaminado el agua potable consumida por cientos de millones de personas en Estados Unidos, de acuerdo con un reporte oficial publicado el martes.

El cromo (VI) es el compuesto químico cancerígeno presentado en el popular filme del 2000 Erin Brockovich, protagonizado por Julia Roberts como la activista que daba el nombre a la película. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) nunca ha definido límites específicos para el cromo (VI) en el agua para beber.

Hay incertidumbre entre los científicos respecto a los niveles seguros de este químico en el agua potable y los posibles efectos a largo plazo de su ingestión. Pero el nuevo análisis realizado por el Environmental Working Group, una organización independiente, examina evidencia de sistemas acuíferos en todo el país y concluye que el agua potable de 218 millones de estadounidenses contiene niveles de cromo (VI) que el grupo considera peligrosos.

“Ya sea cromo (VI), PFOA (perflurooctanoato, utilizado en sartenes de teflón) o plomo, el público se está asomando al fondo de una severa crisis del agua que sea ha construido durante décadas”, dijo Brockovich en un comunicado el martes, responsabilizando de ella “a la corrupción, la complacencia y la absoluta incompetencia”.

En específico, el nuevo reporte señala que los niveles de cromo (VI) están en o por encima de 0.03 partes por cada mil millones (parts per billion, ppb) en 75 por ciento de las muestras obtenidas de instalaciones públicas locales en nombre de la EPA entre 2013 y 2015.

Siete millones de personas reciben agua potable con niveles de cromo (VI) que son más altos que el límite legal establecido en California -10 ppb-, la única entidad que ha impuesto un nivel máximo del contaminante.

Estas cifras pueden ser confusas, pero el punto importante es que el cromo (VI) es uno de muchos químicos en nuestro entorno, dijo Bill Walker, co-autor del reporte y jefe de redacción del Environmental Working Group.

El grupo recibe fondos de la Fundación Turner, que es encabezada por el fundador de CNN Ted Turner, quien ya no está relacionado con el medio informativo ni con ninguna entidad de Turner.

“Los estadounidenses están expuestos a decenas, si no cientos, de otros químicos cancerígenos todos los días en el agua que beben, así como en sus productos de consumo y sus alimentos”, dijo Walker. “Y lo que la mejor ciencia de la última década nos dice es que estos químicos combinados entre ellos pueden ser más peligrosos que la exposición a uno solo de ellos”.

¿Qué es el cromo (VI)?

El cromo es un elemento natural que se halla en rocas, animales, plantas, tierra y polvo y gases volcánicos, de acuerdo con el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos.

Aparece en múltiples formas, incluyendo la más común conocida como cromo III, un nutriendo esencial para el cuerpo. El cromo (VI), que es raro en la naturaleza, surge a partir de un proceso industrial. Es utilizado en galvanoplastia (proceso para recubrir un metal con otro), producción de acero inoxidable, curtido de cuero, fabricación de textiles y preservación de maderas, según el Programa Nacional de Toxicología.

El cromo (VI) también se encuentra en las cenizas de las plantas de carbón y es utilizado para reducir la temperatura del agua en las torres de enfriamiento en las plantas energéticas.

Reportes científicos han señalado que respirar partículas de cromo (VI) puede provocar cáncer de pulmón, por lo que las autoridades han impuesto severos límites sobre este químico en los puestos de trabajo.

En 2008, un estudio del Programa Nacional de Toxicología halló que beber agua con cromo (VI) provocó cáncer en roedores de laboratorio.