LONDRES (CNNMoney) - La mejor educación universitaria en el mundo cuesta el equivalente a una pequeña hipoteca.

La Universidad de Oxford, que ha sido nombrada la mejor en el mundo, ofrece matrícula por una fracción de lo que cobran las instituciones rivales en los Estados Unidos.

La matrícula en Oxford cuesta solo 9.000 libras este año, lo que serían aproximadamente unos 11.700 dólares. Eso es alrededor de un cuarto del costo de las principales escuelas, como Harvard, Stanford y el Instituto de Tecnología de California.

Pero antes de que te emociones, ese costo está solo disponible para estudiantes del Reino Unido y la Unión Europea. Los estudiantes del resto del mundo deben pagar entre 15.295 libras (19.860 dólares) y 22.515 libras (29.230 dólares) al año, lo que sigue siento mucho más barato que lo que cobran las principales universidades estadounidenses.

Oxford se convirtió en la primera universidad británica en liderar el décimo segundo listado anual compilado por Times Higher Education.

Caltech, que ha estado en la primera posición cinco veces, fue desplazada al segundo lugar.

Estos son los costos de matrícula para este año en las universidades de clase mundial:

2. Instituto de Tecnología de California: 45.846 dólares.

3. Stanford: 47.331 dólares.

4. Universidad de Cambridge, Reino Unido: 9.000 libras (11.684 dólares).

5. Instituto Tecnológico de Massachusetts: 48.140 dólares.

6. Harvard: 43.280 dólares.

7. Princeton: 45.320 dólares.

8. Imperial College de Londres, Reino Unido: 9.000 libras (11.684 dólares).

El Reino Unido tal vez es más barato para estudiar que Estados Unidos, pero es más caro de lo que solía ser.

El costo de la matrícula para la mayoría de las universidades británicas se triplicó debido a un cambio en las políticas de financiación del gobierno, lo que causó protestas en todo el país.

Oxford y Cambridge, entre otras instituciones, están trabajando duro para asegurar que los altos costos de la matrícula no desalienten a los estudiantes que vienen de entornos menos favorecidos.

Ellos han estado haciendo campaña durante años para alentar niveles más altos de matrícula de estudiantes de preparatorias financiadas por el Estado. Las principales universidades británicas tienen reputación de aceptar una proporción desmesurada de estudiantes de escuelas privadas.

Alrededor del 40% de los estudiantes de Oxford todavía provienen de escuelas privadas, a pesar de que sólo el 7% de los niños británicos asisten a dichas escuelas.