(CNNMoney) -  Solo porque puedas dejar caer tu nuevo iPhone en una pecera para grabar un video de tu pecesito Goldie no significa que de hecho debas hacerlo.

Los nuevos teléfonos inteligente de Apple —el iPhone 7 y el 7 Plus— son resistentes al agua, lo que significa que están diseñados para soportar un poco de humedad directa pero no están diseñados para el uso bajo el agua. Resisten ser sumergidos bajo un metro de agua hasta 30 minutos, pero eso no es algo recomendado oficialmente.

No obstante, si tu teléfono se moja por "accidente" o no puede resistir una pequeña prueba de salpicadura, Apple tiene un consejo sobre qué hacer exactamente para minimizar la posibilidad de daño. Y lo mejor de todo ¡no tienes que usar arroz!

Primero, no lo mojes a propósito. La garantía de Apple aún no cubre daños por agua, y siempre hay posibilidad de que el teléfono reciba líquidos. Sí, Apple sabrá si esa fue la causa de muerte de tu iPhone. Enterrado dentro del teléfono hay un indicador de contactos con líquidos: un pequeño sticker o pegatina que cambia de color si entra en contacto con el agua.

Si de hecho se moja, desconecta todos los cambios y no intentes cargarlo o conectarlo a nada en la entrada al menos cinco horas. El objetivo es que el teléfono quede completamente seco antes de meterle electricidad. Abstente de sacar la tarjeta SIM, pues eso puede darle una vía al agua para entrar a los mecanismo internos de tu nuevo y flamante aparato.

Para secar el dispositivo, limpia el exterior con una tela suave. Ponlo en forma vertical y golpéalos suavemente con to mano para sacudir el agua represada dentro del puerto Lightning. No intentes secar el puerto con un papel arrugado o un cotonete. Eso es una mala idea.

A continuación, déjalo en un lugar con buen flujo de aire. No intentes acelerar el proceso con un secador eléctrico (ni siquiera uno increíblemente sofisticado). Ponerlo en arroz no acelerará el proceso, y los granos de hecho pueden arruinar el puerto. Un ventilador leve en dirección al puerto Lightning es una buena medida, pero más allá de eso es solo cuestión de paciencia.

El dispositivo tiene una clasificación iP67, así que está diseñado para mantener por la entrada de polvo y agua al aparato. El 6 se refiere al nivel de protección de polvo y significa que el teléfono está totalmente protegido del polvo. El 7 es el nivel de resistencia al agua, de un máximo de 8. Debes ser especialmente cuidadoso si estás cerca de agua salada, que es más corrosiva y puede causar mucho más daño que el agua fresca.

Ahora que has sido advertido, ve y navega en Facebook en tu bañera.