(CNNMoney) - Colombians rechazaron un histórico acuerdo de paz con las FARC en una sorpresiva votación este domingo.

El lunes, la moneda y acciones del país reaccionaron de forma negativa. El peso colombiano cayó 2,6% el lunes. Las acciones cayeron también: el índice MSCI Colombia, que representa a las compañías en bolsa más grandes, cayó rápidamente 3% cuando los mercados abrieron.

"El rechazo del acuerdo de paz propuesto no era esperado por el mercado", dice Alberto Ramos, jefe de investigaciones de Latinoamérica para Goldman Sachs.

En el plebiscito el domingo, los colombianos votaron en contra de un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC para terminar un conflicto de 52 años. El conflicto causó un estimado de 220.000 muertos y desplazó a millones de personas.

A los negociadores del Gobierno y de las FARC les tomó cuatro años de diálogos alcanzar un acuerdo. El presidente Juan Manuel Santos, quiso que el pueblo colombiano ratificara el acuerdo en un plebiscito.

Pero los colombianos rechazaron por estrecho margen el acuerdo, con 50,22% de la votación por el no. Muchos colombianos creen que el acuerdo es demasiado indulgente con los líderes de las FARC que cometieron crímenes de guerra.

La economía colombiana ya enfrenta una letanía a pesar de ser una de las de mejor desempeño en América Latina. El peso cayó 18% y 25% frente al dólar en 2014 y 2015 respectivamente. Empezó a ganar impulso este año. Pero ahora las cosas parecen inciertas.

Tras crecer 6,6% en 2011, la economía colombiana se ralentizó con los años, creciendo solo 3,1% el año pasado. Su mayor producto de importación es el petróleo y los bajos precios del crudo han afectado las perspectivas de crecimiento.

Santos —junto con muchos economistas— argumentó que la paz traería mayores beneficios económicos. Anticiparon que la paz incrementará la estabilidad, promoviendo mayor inversión extranjera y el desarrollo de los territorios controlado por las FARC.

Aunque no se espera que el rechazo al acuerdo cause una crisis económica pronto, el impactante resultado eleva las preocupaciones, dicen los expertos.

"Hay mucho incertidumbre sobre lo que viene a continuación", dice Adam Collins, economista que cubre el mercado de Colombia en Capital Economics, una firma de investigación. El voto por el no "aumenta los riesgos políticos".