(CNNEspañol) - Como en Colombia, en Venezuela también hubo polarización por el resultado del plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana entre el Gobierno y las FARC.

Tras conocerse los resultados de la consulta popular en Colombia del 2 de octubre, desde el presidente Nicolás Maduro hasta parlamentarios venezolanos oficialistas y de oposición, y medios de comunicación dieron sus opiniones sobre el proceso en el vecino país.

Este lunes, Maduro rechazó los resultados del plebiscito y le dijo al presidente Juan Manuel Santos que seguirá apoyando la paz.

“Los asuntos de la paz cuentan con todo el apoyo. Presidente Santos, comandante Timochenko, y al pueblo de Colombia: cuentan con todo el apoyo del gobierno bolivariano y revolucionario para seguir construyendo y haciendo lo posible e imposible por la paz de Colombia. Sólo la paz de Colombia garantizará la prosperidad y la unión de nuestros pueblos”, dijo Maduro.

Por su parte, la Mesa de Unidad Nacional (MUD) felicitó a Colombia este lunes por haber acudido a las urnas para consultar el proceso de paz entre el Gobierno y las FARC. Además, rechazó que en el debate colombiano se usara la expresión “‘venezolanización de Colombia’ como sinónimo de lo peor que le podría pasar a ese país”.

“La búsqueda de la paz, como ya lo han expresado las fuerzas que apoyaban las opciones del “Sí” y el “No” en el referendo colombiano, tiene que continuar avanzando, ahora con más serenidad y firmeza”, dijo la MUD un comunicado, reiterando su respeto y solidaridad a Colombia.

Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela, dijo que el resultado del plebiscito en Colombia fue producto “de una guerra psicológica”.

“Lamentándolo mucho ayer se expresó una minoría, producto de los ataques mediáticos, de la operación de guerra psicológica persistente de la propaganda de guerra”, dijo Rodríguez según un comunicado de la Cancillería y añadió que “la paz en Colombia es irreversible”.

Algunos líderes opositores destacaron la victoria del no en la consulta colombiana.

Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, dijo que es necesario excluir a Cuba del proceso de paz, pues todo lo que toca el “régimen narcocubano, lo pudre”.

La líder opositora María Corina Machado felicitó a los colombianos por haber dicho no a los acuerdos de La Habana, pues según ella, la decisión del 2 de octubre “le cierra el paso a la nefasta y devastadora combinación del asalto al poder político mezclado con el narcotráfico y la criminalidad”.

“Los colombianos también han cerrado, con su voto, la puerta al intento castrista de legitimarse ante los demócratas latinoamericanos amantes de la paz”, dijo Machado en una carta abierta publicada el 3 de octubre, donde añadió que “sólo podrá haber una paz estable y duradera en Colombia cuando en Venezuela exista un gobierno democrático”.

Henrique Capriles dijo que a pesar del resultado, la paz no perdió en Colombia.

El diputado del PSUV Héctor Rodríguez destacó la alta abstención electoral.

El gobernador de Zulia, Francisco Arias, dijo que la campaña por el no fue “prolífica y fundamentada en el miedo y la confusión”.

“La voluntad expuesta por las partes negociantes indica un nítido avance, una señal inconfundible de que serán derrotados quienes apuestan a la violencia y la muerte como negocio y mecanismo de control social”, dijo Arias en una columna en el diario El Universal.

Algunos columnistas y medios también reaccionaron al plebiscito en Colombia.

El Nacional, diario de oposición al gobierno Maduro, dijo en un editorial de este lunes titulado “Una paz de mentira” que lo negociado en La Habana “carecía de garantías suficientes para convencer a la mayoría del país de que la propuesta era auténtica”.

“Aunque el presidente Santos hubiera logrado ganar en las urnas el conflicto seguiría presente, vivito y coleando, en la realidad cotidiana de los colombianos”, dice el editorial y agregó que “Colombia necesita la paz, pero no a cualquier precio”.

Por otra parte, el columnista de Telesur Luis Pino aseguró que en la elección reinó la ignorancia y el odio de los opositores como el expresidente Álvaro Uribe.

“Los medios y los actores políticos de la derecha colombiana desvanecieron y silenciaron el contenido de todo el proceso de discusión, negociación y acuerdos, para luego pretender que el pueblo minoritario que vota lo hiciera sobre la base de las vísceras y de los sentires movidos por el odio y la ignorancia”, dijo Pino.

La participación electoral de los colombianos en Venezuela fue de solo el 8,26%. Allí ganó la opción del sí con 64,13% sobre 35,86% del no.