(CNNMoney) - Donald Trump dice que los estadounidenses están viviendo la peor recuperación económica en tiempos modernos.

Culpa al presidente Barack Obama por el estancamiento de la economía y asegura que puede hacerlo mucho mejor.

"Miren, tenemos la peor recuperación de una economía desde la Gran Depresión", dijo Trump en el primer debate. Su compañero de fórmula Mike Pence lo mencionó en el debate vicepresidencial en la noche del martes.

Trump está en lo cierto si uno solamente mira la tasa promedio de crecimiento durante este rebote económico en comparación con anteriores.

"En términos de un ritmo promedio del PIB, este es el registro más lento de expansión", dice Lakshman Achuthan, cofundador del Instituto de Investigación del Ciclo Económico.

La economía de EE.UU. solo ha crecido 2% desde que tocó fondo en junio de 2009. Eso es mucho menos que el crecimiento típico en años de resurgimiento de más de 4% anual desde la Segunda Guerra Mundial. Es incluso menor que la recuperación estancada durante el mandato de George W. Bush's de 2,7%.

Así que es una afirmación justa. Hay datos para respaldar la aseveración de Trump (al menos desde la Segunda Guerra Mundial cuando el gobierno empezó a hacer registros trimestrales), pero viene con un gran asterisco.

Pero ha sido una etapa extensa de expansión

Muchos expertos dicen "esperen". Esta recuperación puede que sea lenta, pero ha durado un tiempo extenso —más de lo usual— y el crecimiento de empleos ha sido bueno.

"Estamos en la cuarta expansión (económica) más larga de la historia estadounidense", señala Achuthan.

Desde la Segunda Guerra Mundial, la economía estadounidense ha crecido típicamente por alrededor de cinco años y luego entrado en contracción. Esta expansión ya lleva siete años.

Además, el ritmo promedio de crecimiento de empleos en esta etapa de recuperación ya superó la del periodo de 2001 a 2007 bajo el presidente George W. Bush (la recuperación de Bush fue la más lenta en términos de crecimiento de empleos, dice Achuthan).

Más de 14 millones de empleos se han sumado desde el punto bajo de la crisis financiera. El crecimiento de empleos es importante —si no más importante— que el crecimiento general, dicen muchos economistas.

"Estamos viviendo la racha más larga de crecimientos mensuales de empleos en la historia económica", dice Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics.

El efecto de los Baby Boomers

Además está el hecho de que EE.UU. tuvo que salir de su mayor crisis desde la Gran Depresión. Aunque el crecimiento ha sido lento, ha sido mucho mejor que el de Europa y Japón.

Además, la economía se ha ralentizado en la medida que los Baby Boomers (la generación de los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial, de 1946 a 1965) se empezaron a jubilar. Simplemente no hay tanta gente trabajando como antes. El crecimiento general se ha disminuido en EE.UU. desde los años setenta en tanto la población envejece y se estanca la productividad.

El economista Ed Yardeni de Yardeni Research creó 20 páginas de gráficos comparando esta etapa de recuperación económica a las anteriores. Dice que esta es "una de las más débiles", pero no la llama la peor cuando se analiza un amplio rango de métricas.