"Seguimos preocupados por la forma en que nuestros diplomáticos y personal consular han sido tratados durante los últimos dos años", declaró esta semana Elizabeth Trudeau, vocera del departamento.

WASHINGTON (CNN) - Un alto funcionario ruso negó este miércoles un reporte que indica que diplomáticos estadounidenses fueron drogados en San Petersburgo por órdenes de Moscú y sugirió que ambos quizás simplemente estaban ebrios.

"Estamos conmocionados", dijo el viceministro de Exteriores ruso Sergey Ryabkov en un comunicado publicado en el sitio del ministerio, y agregó que la acusación pudo haber sido el trabajo del Departamento de Estado que busca "venganza" por el colapso de las negociaciones entre los dos países sobre la situación en Siria.

Según Radio Free Europe/Radio Liberty, dos diplomáticos -un hombre y una mujer que no eran altos funcionarios- presuntamente consumieron bebidas que tenían una droga utilizada en violaciones, mientras estaban en una convención de la ONU sobre corrupción en noviembre pasado. El reporte, que fue atribuido a fuentes anónimas, dijo que el Departamento de Estado presentó una protesta por el incidente ante oficiales rusos.

El reporte dice que uno de los diplomáticos fue atendido en una "clínica médica occidental", lo que según Rusia no es cierto.

"Una investigación realizada por Rusia reveló que en ese momento ningún estadounidense había buscado tratamiento en alguna institución médica de San Petersburgo", dijo Ryabkov. "Si, en cambio, estuvieron tomando en un bar de un hotel, solo a ellos mismos se les puede culpar".

Él agregó que los investigadores rusos respondieron "con prontitud" a la información de la embajada de Estados Unidos, pero cuando se les preguntó por mayor información sobre la queja, los estadounidenses no respondieron, ni siquiera para dar el nombre de las "víctimas".

Aunque el Departamento de Estado declinó comentar sobre los reportes, funcionarios estadounidenses han expresado en general preocupación sobre el trato a los estadounidenses en Rusia.

"Seguimos preocupados por la forma en que nuestros diplomáticos y personal consular han sido tratados durante los últimos dos años", declaró esta semana Elizabeth Trudeau, vocera del departamento.

"Hemos llevado nuestras preocupaciones a los más altos niveles", agregó. "En particular, el acoso y la vigilancia contra nuestro personal diplomático en Moscú por parte de personal de seguridad y oficiales de tránsito se ha incrementado de forma significativa. Tal como lo hemos dicho antes, encontramos esto inaceptable.

En su comunicado, Ryabkov también citó lo que llamó "un claro incremento" en el número de intentos de Estados Unidos para "reclutar" a diplomáticos rusos apostados en Estados Unidos, incluyendo "amenazas contra familiares de bien".

A principios de esta semana, Estados Unidos suspendió las pláticas con Rusia sobre las formas de lograr un cese de las hostilidades duradero en Siria.

El secretario de Estado John Kerry culpó del impase al apoyo ruso al presidente sirio Bachar al Asad y el actual asalto del régimen contra la ciudad de Alepo.