(Crédito: Instagram/adrianazehbrauskas)

(CNN) - Hoy todos somos fotógrafos. Todos andamos con un teléfono celular captando imágenes en todas partes. Les tomamos fotos a nuestros pies y nuestras mascotas, a los platos de comida que nos sirven en el restaurante, al vestido que acabamos de comprar. Tenemos miles de fotografías en un dispositivo móvil, nunca se habían producido tantas imágenes como ahora, pero ya no vemos ninguna en un portarretrato, ya no las tenemos en físico ni expuestas en donde vivimos. Nada queda, parece.

Pensando en esa paradoja, la fotógrafa brasileña Adriana Zehbrauskas (São Paulo, 1968) se inventó un proyecto llamado Family Matters, con el que recorre el estado de Guerrero, en México, para retratar a sus habitantes e inmediatamente después regalarles una copia de esas fotos, gracias a que viaja con una pequeña impresora que conecta a internet vía WiFi con su celular.

“Siento que esta será una generación en la que los niños no van a tener fotos de cuando eran chiquitos. En Guerrero quise hacer un multimedia con fotos viejas de los estudiantes y nadie tenía imágenes de su infancia. Y cuando estas fotos desaparecen se va toda una parte de la persona, un pedazo de memoria”, le dice a CNN en Español.

Por ese proyecto, Adriana ganó en el 2015 la beca Getty Images Instagram, un reconocimiento que cada año reciben los tres fotógrafos del mundo que mejor documenten, a través de Instagram, la vida de comunidades que no suelen estar representadas en los medios tradicionales. Dimitry Markov, de Rusia, e Ismail Ferdous, de Bangladesh, fueron los otros ganadores del año pasado.

Este año el premio fue para Christian Rodríguez (Montevideo, 1980), de Uruguay; Girma Berta, de Etiopía, y Ronny Sen, de la India. Rodríguez ganó por un proyecto que comenzó hace seis años llamado Teen Mom, en el que retrata el fenómeno del embarazo adolescente en Latinoamérica.

Brenda with her newborn baby Genesis at "Fuerte Apache" neirgborhood in front of the "Gauchito Gil" mural. The "Gauchito Gil" (literally "Little Gaucho Gil") is a legendary character of Argentina's popular culture. His full name was​ ​Antonio Mamerto Gil Núñez and he was allegedly born in the area of Pay Ubre, nowadays Mercedes, Corrientes, possibly in the 1840s, and died on ​ ​January​ 8th,​ 1878. He is regarded as the most prominent gaucho saint in Argentina​. ​ "Gauchito" Gil is thought to be a folk saint for many people of the provinces of Formosa, Corrientes, Chaco, the north of Santa Fe​ ​and the province of Buenos Aires.​ ​Gauchito Gil is not recognized as a saint by the Catholic Church, though many Argentines, both devotees and church leaders, have been promoting him for canonization. photo: @christian_foto / @prime_collective #everydaylatinamerica #fuerteapache #gauchitogil #buenosaires #argentina

A post shared by Christian Rodríguez (@christian_foto) on

Zehbrauskas, especializada en temas relacionados con las migraciones, el narcotráfico y la religión, es colaboradora habitual de The New York Times, The Guardian, Le Figaro, Paris Match, Bloomberg y The Washington Post, pero cree que la libertad y las posibilidades que hoy le brinda Instagram son infinitas, incalculables. Esa red social se ha convertido, para ella, en una gran galería virtual con la que puede llegar a millones de personas, en cualquier rincón del mundo, en cuestión de segundos.

La revista Time, de hecho, escogió su cuenta de Instagram como una de los "29 Instagrams que definieron el mundo en el 2014".

Al principio, no estaba muy convencida de las bondades de esa red social. Entró prevenida. “No lo veía como parte de mi trabajo y no entendía muy bien para qué podía servir, pero hoy es una gran galería virtual. Yo siempre soñé con tener una galería de arte en la calle o en un lugar público al que mucha gente pudiera acceder y, de alguna manera, con Instagram he podido cumplir ese sueño”, le contó esta fotógrafa a este medio.

“Es el espacio más libre en el que me muevo como fotógrafa, allí no importa lo que piense el editor ni nadie, sólo importa lo que yo quiero y la forma en que veo las cosas”.

Algo muy parecido a lo que siente Rodríguez. “Cuando trabajo con Instagram soy mucho más libre porque allí muestro lo que quiero, lo que surge de mis motivaciones más íntimas y personales”, dice.

The shaman is the guardian of the social customs of a village. His obligations, as a spiritual and therapeutic specialist, force him to defend traditional order. His function is to establish a balance between body and cosmos. Some shamans use peyote (hikuri) for the cures they make. This hallucinogenic plant has a restricted use, so only shamans know how it will be used, as well as how to collect it and store it. It’s used as a skin ointment to heal rheumatism, snakebites and other ailments. In some places only hikuri is used to heal, and in others Bakanoa, these are sacred plants that have a well-established territory, so people from one place do not dare to mention the plant from another place. Sierra Madre, Chihuahua, México. Photo by Christian Rodriguez @christian_foto / @prime_collective #rarámuris #sierramadre #Tarahumaras #mexico #everydaylatinamerica #everydaymexico #everydayeverywhere #Chihuahua #gabo #gabrielgarciamarquez #gabrielgarcíamárquez

A post shared by Christian Rodríguez (@christian_foto) on

Eso sí, la verdadera revolución, para ambos, ha sido la del teléfono celular. “De un momento a otro pasé a tener siempre una cámara conmigo. Había dejado de tomar muchas fotos de momentos cotidianos porque salir todos los días con la cámara grande, con lentes, con todo el equipo, es difícil. Solo la llevaba conmigo por trabajo. Pero con el celular ahora puedo tomar fotos en el supermercado, en la calle, en donde quiera. Redescubrí mi mirada, empecé a jugar. Fue fascinante”, explica Zehbrauskas.

Ella alterna su trabajo con el celular con una vieja cámara Leica y varias cámaras digitales. De hecho, una de las fotos que tomó con su móvil fue portada de una edición de domingo de The New York Times.

Según ella, Instagram es hoy la casa ideal para alojar todas las fotos que ahora podemos hacer gracias a la revolución de los teléfonos inteligentes. “Me encanta que puedo subir fotos en tiempo real, las tomo, las subo y las comparto con personas que no sé si están en China, México, Brasil o Estados Unidos. Eso me parece espectacular”.

From my recent work for the Financial Diaries, a methodology that tracks all purchases, income flows, and financial operations of a relatively small number of families in order to understand how low-income households overcome the economic challenges they face. “From taxi drivers in a rough neighborhood just outside Mexico City to rural farmers in the Mixteco region of Oaxaca, low-income Mexicans have in common the fact that their finances are unpredictable. This is a main finding from the Mexico Financial Diaries, a longitudinal qualitative study to understand the financial lives of the poor. Whereas members of a better-off family with full time jobs might earn income from two or three sources, these families patch together income from 7.3 jobs on average. Even families receiving remittances and government support — considered predictable sources of income — were not able to anticipate when they would receive these payments. Juggling so many activities under uncertainly makes money management difficult for the poor. – Caitlin Sanford, Bankable Frontier Associates” #mexico #puebla #financialdiaries #documentary #photography

A post shared by Adriana Zehbrauskas (@adrianazehbrauskas) on

Adriana estaba haciendo un trabajo sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa cuando se le ocurrió el proyecto de Family Matters.

Christian, por su parte, lleva también varios años trabajando en un proyecto sobre realismo mágico en América Latina, hecho prácticamente en su totalidad con el celular e inspirado en los libros de varios autores que le han permitido recorrer el continente, desde México hasta Argentina, y captar imágenes llenas de color y que cuentan historias fantásticas, distintas.

El proyecto surgió casi como un juego, cuando en un pueblo del estado de Guerrero, en México, vio a una señora con un pollito azul y un pollito rosado. “Yo alucinaba y tenía todas las tarjetas de mis cámaras llenas así que empecé a hacer fotos con el celular. Luego vi una que me encantaba y de ahí nació todo”, dice.

This week I’ll be participating on the Gabriel García Márquez Festival in Medellin, Colombia. I will be sharing with you some of the images from the “Magical Realism“ (Realismo Mágico) proyect I’m working on at Latinamerica. One of the most beautiful experiences I’ve had was to work at the northern part of Mexico, at the state of Chihuahua, in a region known as Sierra Madre. That’s where Rarámuris live.Etymologically rarámuri means “runner’s feet“ and in a broader sense it means “the on “the ones with light feet“, referring to the most antique tradition they have: running. They’re known for their capacity to travel long distances at high speed in the complex topography of the region. Portrait of Maria from "Rojochique" village. She belongs to Tarahumaras (Rarámuris ) people. Photo: @christian_foto / @prime_collective #raramuri #rarámuri #Chihuahua #gabrielgarcíamárquez #gabo #gabrielgarciamarquez #chihuahua #mexico

A post shared by Christian Rodríguez (@christian_foto) on

“En Uruguay hay un dicho que dice que todo tiempo pasado fue mejor. Yo no creo. No siento nostalgia. Los tiempos cambian, las posibilidades cambian, también el contexto histórico. Todo está cambiando muy rápido y hay que adaptarse a eso. Instagram me da mucho más de lo que me puede quitar y puede tener un alcance mucho más amplio que el de un medio tradicional. Para mí es de las herramientas más poderosas que hay”, le explicó Rodríguez a CNN.

Girl in Aboreachi village belonging to the "Rarámuris" people , Guachochi municipality, Sierra Madre, State of Chihuahua, Mexico. The Rarámuri or Tarahumara are a Native American people of northwestern Mexico who are renowned for their long-distance running ability.In their language, the term rarámuri refers specifically to the men, women are referred to as mukí (individually) and as omugí or igómale (collectively). The "Rarámuris" (Tarahumara) are believed to be descended from the Mogollon culture. Photo by Christian Rodriguez @christian_foto / @prime_collective #rarámuris #sierramadre #Tarahumaras #mexico #everydaylatinamerica #everydaymexico #everydayeverywhere #Chihuahua #gabo #gabrielgarciamarquez #gabrielgarcíamárquez

A post shared by Christian Rodríguez (@christian_foto) on

Incluso, se ha convertido en una ventana a través de la cual varios editores de distintos rincones del mundo han conocido su trabajo y se han puesto en contacto con él para que utilice el Instagram de un medio específico y publique allí sus imágenes. “Un fotógrafo, periodista o comunicador visual que hoy no entienda que Instagram es una herramienta sumamente necesaria para contar historias se está quedando fuera del negocio, está perdido”, agrega.

El trabajo de Rodríguez se ha publicado, entre otros, en National Geographic, The New York Times, The Guardian, The New Yorker, The Washington Post, Esquire Rusia, El País y El Mundo.

Tiendita en la carretera | Roadside grocery shop #guatemala #onassignment #nytimes #pink #documentary #iphone

A post shared by Adriana Zehbrauskas (@adrianazehbrauskas) on

Tan importante es hoy Instagram que incluso permitió formar un colectivo virtual de fotógrafos de Irán, Japón, Estados Unidos, Italia y Brasil llamado Hikari Creative. “Los cinco nos conocimos en esa red social, porque además permite hacer estas conexiones increíbles. La idea de Hikari Creative es tener una plataforma para compartir nuestro trabajo y el de muchos otros fotógrafos”, cuenta Zehbrauskas, la última en entrar a ese grupo.

Christian Rodríguez (izq.) y Adriana Zehbrauskas, en una charla con el reconocido fotógrafo Sthephen Ferry, durante el Festival Gabriel García Márquez de Periodismo 2016. Foto: FNPI

Christian Rodríguez (izq.) y Adriana Zehbrauskas, en una charla con el reconocido fotógrafo Sthephen Ferry, durante el Festival Gabriel García Márquez de Periodismo 2016. Foto: FNPI

Instagram es como un organismo vivo, que muta constantemente y les ha permitido contar historias de muchas maneras -ahora también en video- y llegar a millones de personas.

Eso y el celular son hoy como una extensión de sus ojos, de su cuerpo.

This week I will be posting images from my ongoing project about "Realismo Mágico" (Magical Realism). This is one of the most fascinating projects I have worked on: about the literary movement in Latin America, with my own research. Portrait of Maria in her kitchen who belongs to the #popoluca community, in Ocotal Grande, State of Veracruz, Mexico. Popoluca is a #Nahuatl term (meaning "gibberish, unintelligible speech") given to various indigenous communities of southeastern Veracruz. It is a derogatory exonym the Aztecs applied to different communities from Mexico. In fact, the term popoluca is similar in connotation and meaning to the term barbarian used by Greeks and Romans. The popolucas are linguistic and cultural descendants of the Olmecas, mother civilization of Mesoamerica. The cuisine and the kitchen are very important for the Mexican culture. The food represents a wide range of aspects of the daily life and is linked to the pre hispanic history. It has a wide variety of flavors and tastes. Each state has a particular food that represents its idiosyncrasy and the feelings of the region. In the novel "Como agua para chocolate” (Like Water for Chocolate) the whole story uses the Mexican cuisine as a metaphor for the feelings of the characters. Onions are the reason for tears, black quail represents faith, and the rose petals awaken uncontrollable passions. Each chapter begins with a recipe, the first presented by the great-niece of Tita, who narrates the story. photo: @christian_foto / @prime_collective #realismomágico #portrait #documentary #veracruz #mexico #lauraesquivel #comoaguaparachocolate

A post shared by Christian Rodríguez (@christian_foto) on