El candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Donald Trump, durante un evento de campaña en Prescott Valley, Arizona, el 4 de octubre de 2016. (Crédito: ROBYN BECK/AFP/Getty Images).

(CNN en Español) –  Para todos aquellos que se frotaban las manos esperando que el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dejara su aspiración de llegar a la Casa Blanca tras la difusión de un bochornoso video en el que contaba sus devaneos sexuales, ya pueden dejar se hacerlo porque aseguró que no abandonará la carrera presidencial.

Asediado por el nuevo escándalo, el magnate le dijo a un par de periódicos que no tiene intención de dejar la candidatura, a pesar de un creciente coro de republicanos que lo ha instando a hacerse a un lado después de que se conoció la grabación, realizada en 2005, con un alto contenido de afirmaciones sexuales y plagado de lenguaje ofensivo hacia las mujeres.

"Nunca he desistido. Nunca he desistido en mi vida", aseguró Trump a The Washington Post.

"No, no voy a renunciar. Tengo un apoyo enorme", agregó el candidato republicano.

Trump además le dijo a The Wall Street Journal que hay  "cero posibilidades de que renuncie".

Palabras "inaceptables y ofensivas", dice su esposa

Melania Trump emitió una declaración – difundida por la campaña de su esposo –  en la que asegura que las expresiones del magnate no representan al hombre que conoce.

"Las palabras usadas por mi esposo son inaceptables y ofensivas para mi", dice la primera parte del mensaje de la señora Trump, quien más adelante muestra su esperanza de que los estadounidenses acepten la disculpa del candidato republicano.

Su compañero de fórmula, ofendido

Mike Pence, candidato republicano a la vicepresidencia, publicó en su cuenta de Twitter una declaración en la que asegura que no consiente las expresiones de Trump, que no pueden ser defendidas.

"Como esposo y padre, me ofendieron las palabras y acciones descritas por Donald Trump en el video, de hace 11 años, difundido ayer", dice la declaración de Pence.

El también gobernado de Indiana dijo que apreciaba el arrepentimiento y las disculpas del magnate.

Pero al mismo tiempo, Pence decidió no asistir a un evento del Partido Republicano en Wisconsin, en el que estaba programado para aparecer con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, en lugar de Trump, dijo una fuente de la campaña republicana a CNN. No se dio ninguna razón para la cancelación de Pence.

Trump mostró de nuevo un tono desafiante, este sábado, menos de 24 horas después de que se emitiera el inédito video con sus frases lascivas y sexualmente agresivas sobre las mujeres.

Tras la difusión del mismo, los republicanos condenaron rápidamente a su candidato por los comentarios. Muchos de los políticos de su partido consideraron lo dicho por Trump, en esa grabación, como "inexcusable" e "indefendible", lo que llevó al magnate a emitir una disculpa, por primera vez, en su campaña de casi 16 meses.

Pero el aspirante republicano también señaló su disposición a luchar, y contraatacó rápidamente. En el video de 90 segundos tuvo tiempo para fustigar a la candidata demócrata Hillary Clinton por los escándalos sexuales de su marido, el expresidente Bill Clinton.

La impetuosa insistencia del multimillonario a los dos periódicos, sin embargo, se registró mientras congresistas republicanos comenzaron a instar a Trump a hacerse a un lado.

Varios senadores que habían apoyado Trump, entre ellos el senador Mike Crapo, de Idaho, y la senadora Kelly Ayotte, de Nueva Hampshire, retiraron formalmente su apoyo al candidato.

La lluvia de condenas y llamados a que Trump pase la estafeta a Pence continúa.

 

"Como esposo y padre, me ofendieron las palabras y acciones descritas por Donald Trump en el video, de hace 11 años, difundido ayer".

Mike Pence, candidato republicano a la vicepresidencia de EE.UU.