Gerard Piqué, durante un entrenamiento con la Selección Española (GENT SHKULLAKU/AFP/Getty Images).

(CNN Español) - Fue la gota que colmó el vaso para Gerard Piqué. El defensa catalán anunció que dejará la Selección Española después del Mundial de Rusia de 2018, harto de los constantes comentarios que cuestionan su compromiso con el equipo nacional.

La última polémica surgió porque Piqué cortó las mangas de la camiseta para jugar más cómodo en el partido de este domingo frente a la Selección de Albania. Comentarios en medios de comunicación y redes sociales señalaron que el defensa había cortado los colores de la bandera de España.

"La he cortado (la camiseta) porque las mangas me molestaban", dijo Piqué a periodistas tras el partido frente a Albania.

"Lo he intentado todo pero ya no aguanto más, lo de hoy con las mangas es la gota que colma el vaso. Han conseguido que pierda la ilusión por venir aquí y aunque después de Rusia tendré solo 31 años, lo dejaré". El defensa agregó que era una decisión pensada, no un "calentón" del momento.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) tuvo que emitir un comunicado aclarando que la camiseta de manga larga de la Selección no tiene un remate con los colores nacionales, por lo que Piqué no cortó ninguna bandera.

LA RFEF mostró su apoyo al internacional, refiriéndose a las críticas recibidas como "injustas".

Esta no es la primera vez que Piqué se ve envuelto en una polémica de este tipo. Durante un partido de la pasada Eurocopa, fue criticado por supuestamente hacer un gesto obsceno mientras sonaba el himno español, algo que el propio defensa negó, explicando que solo se estaba crujiendo los dedos.