(Crédito: Nicholas Hunt/Getty Images for Urban Arts Partnership)

(CNN) - Poco después de que se conocieran los comentarios vulgares de Trump sobre mujeres, varias mujeres empezó a compartir sus propias historias de ataques y acosos sexuales.

La actriz Amber Tamblyn se le les unió.

El domingo, la actriz publicó en Instagram su historia del ataque sexual que sufrió por parte de un exnovio. Tamblyn dijo que el amor y apoyo de su esposo, el también actor David Cross, le ayudó a contar el caso en público.

La actriz, que participó en 128 Hours, publicó una foto de Donald Trump besando a la recién coronada Miss Universo 2012, Olivia Culpo. En el texto, Tamblyn cuenta la historia en que salió una noche en Hollywood hace unos años con unas amigas. Se encontró a un ex quien dijo que había sido abusivo de forma física y emocional.

Tamblyn describió al hombre no identificado como un "hombre grande, más alto que yo".

"En el momento en que me vio, me alzó con una mano agarrándome del cabello y con su otra mano me agarró mi vagina bajo la falda —mi p***y?— y me levantó del suelo, literalmente, cargándome, como si fuera algo de su propiedad, como un pedazo de basura, por fuera de la discoteca", escribió la actriz. "Sus dedos estaban prácticamente dentro mío, su otra mano envuelta con fuerza alrededor de mi pelo".

Tamblyn dijo que sus amigos y hermanos intervinieron mientras él "agarraba mi ropa, intentando contenerme, gritándome, y de forma inadvertida rompiendo el collar de mi abuela que estaba usando".

La vergüenza y el miedo de ese noche no la han abandonado, dijo.

"Esa parte de mi cuerpo, que el actual candidato a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump recientemente describió como algo que a él le gusta agarrarles a las mujeres, quedó herida durante al menos la siguiente semana", escribió. "Me costaba vestir jeans. No podía dormir sin una almohada entre mis piernas para crear espacio".

El lunes la publicación ya tiene más de 34.100 veces y la gente dejó en su mayoría comentarios positivos de apoyo a Tamblyn.

"Sé que esto no ayudará pero no tienes razón para sentir vergüenza", escribió una persona. "¿ira por lo que pasó? Sí. ¿Orgullo por la valentía que has mostrado al contar esta historia? Sí. Pero no vergüenza".