(CNN) - Donald Trump sugirió durante el debate presidencial del domingo que si es elegido presidente, Hillary Clinton podría ir a prisión.

El comentario tomó a muchos estadounidenses fuera de guardia y sonó como algo decepcionantemente conocido para quienes viven en países con regímenes autoritarios.

Trump dijo: “Odio decirlo, pero si gano, voy a instruir a mi fiscal general para que ponga un fiscal especial que investigue tu situación (el escándalo de los emails de Hillary Clinton)”.

Cuando Clinton respondió diciendo que es bueno que alguien con el temperamento de Trump no esté a cargo, él la interrumpió diciendo “porque tú estarías en prisión”.

¿Pero por qué ese comentario provocó respuestas apasionadas tanto de los republicanos como de los demócratas?

Mala compañía

Los seguidores de Trump aseguran que si Clinton no fuera una política reconocida, habría sido acusada y enfrentaría tiempo en prisión por usar servidores privados para asuntos públicos mientras era secretaria de Estado.

El FBI investigó y concluyó que no había suficiente evidencia que ameritara un enjuiciamiento criminal antes de entregar los resultados finales al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Pero los estadounidenses de todas las tendencias consideran que el traspaso pacífico de poder a oponentes políticos es uno de los símbolos más importantes del bienestar de su democracia.

“Bueno, luego de 228 años —de las diferencias más amargas posibles, de una Guerra Civil, de la Gran Depresión, de la Guerra de Vietnam y mucho más— un candidato presidencial está amenazando a su oponente de mandarla a prisión en caso de que sea elegido. Los dictadores hacen eso. Los presidentes de Estados Unidos —incluyendo aquellos que odiaban a sus oponentes— nunca han siquiera soñado con hacer algo como esto”, dijo Don Graham, experiodista del Washington Post y de Newsweek.

A continuación algunos de los líderes y países que han encarcelado a los líderes de la oposición al llegar al poder.

Rusia — Vladimir Putin es acusado usualmente de encarcelar a sus oponentes. Un ejemplo notorio es el de Mikhail Khodorkovsky, un exmagnate y oponente de Putin que pasó 10 años en prisión bajo cargos de fraude y evasión de impuestos, cargos que muchos creen que tuvieron motivaciones políticas. Ahora vive en exilio en Suiza.

“Lista de tareas del primer día de Trump como presidente: 1. Encarcelar a oponentes. 2. Tomar medidas severas contra los medios de comunicación. 3. Apoyar a Al Assad. Concidencialmente esta también fue la lista de tareas de Putin”, dijo en su cuenta de twitter Garry Kasparov, presidente de la Human Rights Foundation.

Venezuela — Leopoldo López, el líder opositor de Venezuela, enfrenta una sentencia de más de 13 años de cárcel bajo cargos de instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio. Un exfiscal dijo que los cargos fueron fabricados por el Gobierno.

Taiwán — El expresidente de Taiwán, Chen Shui-bian, fue encarcelado bajo cargos de corrupción que según dice, fueron motivados políticamente luego de que su partido político perdió el poder en 2008.

ChileEn Chile, el expresidente Augusto Pinochet asumió el poder luego de un golpe de Estado en 1973, desapareciendo y arrestando a sus oponentes políticos.

Egipto — El actual presidente de Egipto Abdel Fatah el-Sisi ha sido acusado de ayudar a orquestar el golpe de Estado que llevó a la salida del poder de Mohamed Morsy, quien fue elegido democráticamente en 2012. Morsy fue sentenciado a muerte acusado de colaborar con el grupo islamista palestino Hamas y el grupo chiíta libanés Hezbolá para escapar de una cárcel en enero de 2011 y facilitar la huida de otros 20.000 detenidos de varias prisiones en todo Egipto. Muchos en la comunidad internacional dicen que los cargos tuvieron motivaciones políticas.

Corea del Norte Corea del Norte ejecutó a  a su más alto funcionario de Educación y al ministro de Defensa en los últimos dos años.

Zimbabwe — El jefe de Estado de Zimbabwe, Robert Mugabe, mandó a prisión a un legislador que fue descrito como “un gay que se acuesta con cualquiera”.

Irán — Se cree que un ala entera de la famosa prisión Erin en Irán es el lugar de reclusión de prisioneros políticos.

Esta es solo una imagen de los casos alrededor del mundo en la historia reciente de líderes que han enviado a la cárcel a sus oponentes, pero el punto es que muchos estadounidenses creen que encarcelar o amenazar a los oponentes políticos es el sello distintivo de una dictadura y no de una democracia vibrante.

“Políticos que han enviado a sus oponentes políticos a prisión: Putin, Erdogan, Chávez, Mugabe, Pinochet, Noriega”, dijo Jake Horowitz.

Esta opinión es compartida entre demócratas y republicanos.

Ari Fleischer, secretario de prensa del presidente George W. Bush, dijo que Trump se equivoca.

“Los candidatos ganadores no amenazan con enviar a sus oponentes a prisión. Los presidentes no amenazan con investigar a individuos. Trump está mal en esto”, dijo Fleischer.

David From, un prominente neoconservador, tuiteó “¿Quién podría conscientemente servir como fiscal general de un presidente que cree que puede hacer que investiguen a sus oponentes políticos?”.

El exfiscal general Eric Holder también dijo que encarcelar a Clinton podría constituir un abuso de poder.

“Así que @realDonaldTrump ordenará a su fiscal general tomar ciertas acciones. Cuando Nixon trató de hacer esto, su FG renunció con coraje. Trump es peligroso e inadecuado”, tuiteó Holder. “En Estados Unidos no amenazamos a los oponentes políticos con cárcel. Trump dice que lo hará. Él está prometiendo que abusará del poder en el cargo”.

“No puedes desestimar la historia que se ha hecho en nuestro país. Se ha cruzado una línea que no sé si haya sido cruzada antes, tal vez nunca. Él [Trump] amenazó con cárcel a su oponente”, dijo el comentarista político de CNN Van Jones, quien añadió que es “lo más bajo en la democracia de Estados Unidos".

“No es para sonar muy sentimental, pero lo que hace diferente a este país de otros que tienen dictadores en África o Stalin o Hitler, o los países que tienen líderes totalitarios, es que cuando ellos toman el poder, mandan a sus oponentes a la cárcel”, dijo Dana Bash, de CNN.