Las autoridades de Sierra Madre, California, dijeron que la presencia de osos agresivos en el área no es común y no enviaron alerta a la comunidad. (Crédito: DeAgostini/Getty Images/Imagen de Archivo)

(CNN) - Como si se tratara de 'The Renevant', un hombre de California que hacía senderismo cerca de su casa este lunes sobrevivió al terrible encuentro con dos osos.

Dan Richmond había caminado cerca de tres kilómetros en el camino del Monte Wilson en el Bosque Nacional Ángeles cuando se encontró con un gran oso.

“De repente vi a este oso parado en sus patas traseras y yo nunca antes había visto un oso en persona , así que estaba muy asustado”, dijo Richmond, de 54 años, a la afiliada de CNN, KTLA.

De pie, el oso era más alto que él, relató Richmond, quien mide 1,80 metros.

“Cuando giré había otro oso que se movía hacia mí. En ese momento estaba atrapado. Grité lo más fuerte que pude para tratar de asustarlos”.

Inicialmente el ruido pareció servir pues uno de los osos retrocedió unos dos metros.

“Pensé, ‘tal vez es mi oportunidad de correr’”, dijo Richmond.

En ese momento uno de los osos lo atacó.

“Es difícil de imaginar [cómo es un ataque de un oso] hasta que uno te ataca, y sentir la fuerza de sus mandíbulas y su cuerpo”, relató Richmond desde la cama del hospital.

“Primero me agarró de la muñeca. Después puso su boca alrededor de mi cuello. Yo estaba muy, muy quieto”, dijo. “Una vez supe que me estaba atacando, no luché, sólo me quedé en silencio. Estaba de rodillas con las manos en el piso, y perfectamente quieto porque era la única oportunidad que tenía”.

El oso estaba encima de él, pero luego de un momento, el animal cedió y se fue, entonces Richmond se levantó y caminó. Una vez supo que el camino estaba despejado, empezó a descender la montaña corriendo y una vez llegó a su casa en Sierra Madre, pidió ayuda.

“Soy muy afortunado”, dijo.

Un raro ataque

Richmond sufrió múltiples laceraciones, con heridas en su espalda, su cabeza, cuello, piernas y parte superior del torso, según dijo el jefe de la policía de Sierra Madre Larry Giannone en una conferencia de prensa.


También sufrió una herida parcial en la cabeza al caer hacia atrás cuando el oso lo atacó.

Giannone dijo que los ataques de oso en esa área son muy raros. El par de animales con los que se encontró Richmond pudieron haber sido madre y cachorro, dijo el jefe de la policía.

“Hay osos en el área que buscan agua y comida”, dijo. “Típicamente no son agresivos. Tenemos oficiales de policía que caminan al lado de ellos y cuando los espantan, regresan a la montaña”.

La ciudad de Sierra Madre dijo en Facebook que no había una amenaza a la comunidad. Dos caminos han sido cerrados hasta el momento.

El Servicio Forestal de Estados Unidos y el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California investigarán los hechos. Las autoridades del Estado determinarán que pasará si encuentran a los osos.

Dottie Evans de CNN contribuyó con este reporte.