(CNN) - El presidente Barack Obama, quien ha prometido estar presente de forma regular en actos de campaña de Hillary Clinton, se refirió este martes durante un mitin a un asunto distinto: sobre si él huele a azufre y si eso lo convierte en un demonio.

"Estaba leyendo el otro día. Hay un tipo en la radio que aparentemente dice que yo y Hillary somos demonios, que olemos como azufre", bromeó Obama durante un mitin en Greensboro, Carolina del Norte.

Luego, inclinándose para oler su brazo de forma exagerada, Obama bromeó: "En serio... ¡Vamos gente!"

Obama estaba respondiendo a la acusación hecha por Alex Jones, fundador del sitio de conspiraciones InfoWars y presentador del programa de radio "The Alex Jones Show", quien advirtió a los radioescuchas que tanto el presidente como la aspirante demócrata llevaban la esencia del demonio.

"Hillary, supuestamente, dijo. Me dijo la gente a su alrededor que piensan que está poseída por un demonio. Solo lo diré", comenzó.

"Imaginen qué tan mal huele, hombre", dijo Jones. "Me dijeron que ella y Obama apestaban, apestaban, apestaban. No puedes lavarles el diablo. Me dijeron que hay un olor a putrefacto alrededor de Hillary. No estoy bromeando. La gente lo dice. Me dijeron esto gente muy arriba. Dijeron, escuchen: Obama y Hillary huelen a azufre. Nunca lo había dicho porque los medios se van a volver locos con eso, pero he hablado con gente que está en su equipo de seguridad: están asustados de ella, y dicen: 'es un malito demonio y ella apesta al igual que Obama. Huelen como al infierno".

Jones y su sitio son un medio controversial que mezcla crítica conservadora al gobierno y política con teorías de conspiración. El mismo Jones ha dicho falsamente que los ataques del 11-S fueron orquestados por el gobierno y dijo que el ataque en Sandy Hook y en la maratón de Boston fueron ataques planeados.

Y Jones es un prominente partidario de la campaña de Donald Trump, quien ha estado en su programa de radio varias veces. Trump ha correspondido la admiración, al decirle a Jones en una entrevista en diciembre de 2015 que "su reputación es sorprendente" y que él "no lo defraudará".

Clinton y Obama no son los primeros en ser acusados de estar poseídos por el demonio.  En 2006, el presidente de Venezuela Hugo Chávez arremetió contra el entonces presidente George W. Bush de una forma similar.

"El diablo estuvo aquí", dijo Chávez, refiriéndose a Bush, quien había pronunciado un discurso durante la reunión anual. "Huele a azufre todavía".

Adrienne Shih contribuyó con este reporte.