Londres (CNN) - En un intento por ser más diversa, la revista Vogue del Reino Unido publica la edición de noviembre “sin modelos”. Sólo tiene mujeres "reales" en sus páginas.

En lugar de modelos, la edición -lanzada el 6 de octubre- muestra con académicas, directoras ejecutivas y empresarias vestidas con ropa de diseñadores de última moda.

La editora Alexandra Shulman dijo que se le ocurrió la idea para la edición llamada 'The Real Issue' (un juego de palabras que significa el verdadero problema o la edición de la realidad) a principios de este año, cuando tuvo inconvenientes para encontrar prendas de diseño que se adaptaran a personas que no son modelos.

"Pensé que sería interesante para nosotros crear una edición de la revista ... donde miráramos de varias maneras el tema de lo que usamos a través de un filtro más ‘real’”, dijo.

Shulman, quien ha sido editora de Vogue desde 1991, indicó que las mujeres sin importar su edad, tamaño o profesión, "deben poder ser vistas disfrutando de los caprichos de los estilos de la moda".

Emily Blunt, en la portada de la edición de noviembre de la revista Vogue británica, llamada el "Verdadero Problema"

Emily Blunt, en la portada de la edición de noviembre de la revista Vogue británica, llamada 'The Real Issue' (un juego de palabras que significa el verdadero problema o la edición de la realidad)

Muchos comentaristas celebraron la medida y elogiaron a Shulman por sus esfuerzos para dar un ejemplo positivo. Sin embargo, otros cuestionaron la diferenciación entre las mujeres "reales" y modelos, y se preguntaron qué tan efectiva podría ser una edición como esa, sobre todo cuando la chica de la portada del 'The Real Issue' es la actriz británica Emily Blunt.

La bloguera de la moda de tallas grandes Betania Rutter le dijo a CNN que si bien es importante hacerle frente a la manera en que las mujeres son percibidas en los medios tradicionales, las intenciones de Vogue podrían ser contrarias a la intuición.

"Cualquier tipo de edición especial o una prueba encasillada a corto plazo termina siendo tal vez peor", comentó. "Eso quiere decir que la revista puede recular y decir: Bueno, hicimos esta edición, hemos puesto nuestro granito de arena".

Rutter añadió que, en cambio, ella prefiere ver modelos "reales" integradas constantemente en las revistas y la televisión.

"Creo que descentrando las características sobre la dieta y no sólo representando mujeres muy delgadas sería útil", dijo.

La editora Schulman reconoció que cambiar la manera en que se presentan las mujeres no fue tarea fácil.

"Pero no es simple, y la combinación de un periódico de comentarios -que siempre está dispuesto a saltar para criticar a una mujer en el ojo público que se viste si quiera un poco de manera aventurera- junto con una cultura profesional que sigue estimulando una conformidad convencional, hace que sea difícil para algunas mujeres vestirse de la forma que realmente les gustaría", agregó.

La revista salió a la venta el 6 de octubre e incluye una serie de artículos que abordan lo que es "real" y los armarios de las mujeres profesionales.

Sin embargo, la actriz Emily Blunt, quien está en la portada de la edición, bromeó: "¡Tomó tres horas arreglar el cabello y el maquillaje para hacerme ver así de real!".