(CNN) - Una mujer que afirma que Donald Trump realizó acercamientos sexuales no consentidos hacia ella en la década de 1970 dijo a CNN el jueves que el candidato republicano la tocó “en todas partes donde pudo”.

Jessica Leeds, quien entonces tenía 38 años y hoy tiene 74, sacudió la campaña de Trump el miércoles cuando una historia con detalles de sus acusaciones fue publicada en The New York Times. Ella dijo al diario que Trump en algún momento levantó el descansa brazos de un asiento durante un vuelo de avión y le tocó el pecho y trató de meter la mano debajo de su falda.

“El hombre que iba en el asiento del otro lado del pasillo pudo verlo. Y yo pensé que tal vez la azafata vendría y lo detendría, pero ella nunca vino”, dijo Lee a Anderson Cooper de CNN en una entrevista transmitida el miércoles.

Cuestionada por Cooper sobre durante cuánto tiempo la había tocado Trump, ella respondió: “Yo diría que fueron unos 15 minutos” y que la tocó “en todas partes donde pudo”.

Trump ha negado que los hechos que narra Leeds siquiera hayan sucedido y un abogado del candidato del Partido Republicano exigió una “completa e inmediata retractación y disculpa” del Times. También amenazó con demandar al diario.

Leeds dijo que había decidido contar su historia luego de que Trump negara ante Cooper durante el segundo debate presidencial que él hubiera besado o manoseado a mujeres sin consentimiento. Ella le contó su historia a familiares y amigos por primera vez cuando Trump anunció su candidatura presidencial el año pasado.

“No empecé a contar mi historia sino hasta hace un año y medio, cuando se hizo evidente que él iba en serio en su búsqueda por la presidencia”, dijo. “En ese año y medio, mi historia no ha cambiado. Aún me pongo furiosa cuando pienso en ello. Pero fue hace mucho tiempo”.

Leeds dijo también que volvió a ver a Trump después del incidente, una vez en una gala en Nueva York en 1981.

“Me miró y dijo: ‘te recuerdo, ¿eres la mujer del avión?’ Pero usó otra palabra… es una obscenidad y no quiero repetirla”, recordó.

“¿Usó un término peyorativo?”, cuestionó Cooper. Ella asintió.

La mujer dijo que no tenía ninguna relación con Hillary Clinton, excepto por una ocasión en que donó 5 dólares por un botón de su campaña.

La historia de Leeds fue una de dos publicadas por el Times en su reporte del miércoles por la noche sobre como Trump había tocado a mujeres de forma inapropiada, acusaciones que fueron seguidas inmediatamente por una afirmación similar en la revista People.

Jason Miller, portavoz de Trump, respondió: “Es absurdo pensar que uno de los líderes empresariales más reconocidos del planeta, con un historial de haber empoderado a mujeres en sus compañías, haría las cosas que se mencionan en esta historia, y que esto se hiciera público décadas más tarde en el último mes de una campaña presidencial lo dice todo”.