(CNN) – No sólo son compañeros de trabajo.

Desde hace meses, comparten responsabilidades en un restaurante de comida rápida de Potterville, Michigan, pero hace 18 años compartieron el vientre de su madre.

Así que si ordenas una hamburguesa y papas fritas en este negocio es probable que estés hablando con uno de los chicos Curtis... o para ser más exactos, uno de los cinco jóvenes Curtis.

Los quintillizos Curtis trabajan en el mismo McDonald's de la zona de Lansing, informó la afiliada de CNN, WXYZ.

Son tres varones: Lucas, Logan y Leith. Y dos mujeres: Lindsay y Lauren, quienes hacen única a la nómina de este McDonald's. Así que, aveces, hay confusión en ese frente.

Y es que van a trabajar en el mismo coche, y muchas veces, trabajan en el mismo turno, reportó la televisora.

"Puedo llamar a su casa y si necesito cubrir un turno, mis posibilidades de conseguir a un empleado son bastante buenas allí", comenta la propietaria del negocio, Renee Draves.

Así es como se distribuyen el trabajo:

  • Lauren recibe las órdenes.
  • Leith y Logan están al frente de la freidora.
  • Lucas arma los combos y
  • Lindsay trabaja en el mostrador del restaurante.

La dueña de este restaurante los define como empleados trabajadores y confiables.

Los quintillizos Curtis están en la preparatoria y aspiran a asistir a la universidad el año próximo.

Casi todo, en el McDonald's de Potterville, queda en familia.