El máximo líder de Corea del Notre, Kim Jung-Un, durante un discurso en Pyongyang, en agosto de 2016. (Crédito: KCNA/AFP/Getty Images).

(CNN) – Los sistemas del Comando Estratégico de Estados Unidos detectaron un fallido lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte, cerca de la ciudad noroccidental de Kusong, según el Pentágono.

"Condenamos enérgicamente este y otras pruebas recientes de misiles de Corea del Norte, que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, mismas que prohíben explícitamente a Corea del Norte los lanzamientos con la utilización de tecnología de misiles balísticos", dijo el portavoz del Pentágono, Gary Ross en un comunicado.

El Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (NORAD, por sus siglas en inglés) determinó que el lanzamiento no representó una amenaza para América del Norte.

Washington pidió a Pyongyang "abstenerse de realizar acciones que elevan aún más las tensiones en la región", dijo Ross.

"Esta provocación sólo sirve para aumentar la resolución de la comunidad internacional para contrarrestar las actividades prohibidas de Corea del Norte, incluso mediante la aplicación de las sanciones existentes del Consejo de Seguridad de la ONU", agregó el vocero militar estadounidense.

"Nuestro compromiso con la defensa de nuestros aliados, incluidos Corea del Sur y Japón, es irrefutable", sentenció Ross en el comunicado.

"Un acto de provocación"

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur dijo que Washington y Seúl habían compartido información sobre el lanzamiento fallido del misil norcoreano.

En un comunicado, dijo que la prueba fue una "violación clara" de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, condenó enérgicamente lo que definió como un  "acto de provocación" de Corea del Norte y dijo que el ejército de Corea del Sur está "preparado" para cualquier provocación adicional.

Sobre el misil, el Pentágono y Corea del Sur dijeron que presumen que se trataría de un misil balístico de alcance intermedio tipo Musudan.

Esos misiles son capaces de alcanzar a Japón y Guam, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.