(CNN) - La panda en cautiverio más longeva del mundo murió el domingo en el Ocean Park de Hong Kong.

Jia Jia tenía 38 años, y había vivido en el zoológico durante los últimos 17.

En un comunicado, Ocean Park dijo que el panda había sufrido un "rápido deterioro" en las últimas semanas, en las que comía mucho menos y redujo marcadamente su peso.

Su estado fue a peor el domingo, incapaz de hacer nada, y acostada la mayor parte del día. Para evitar más sufrimiento, el zoológico decidió sacrificar a Jia Jia, y los veterinarios realizaron el procedimiento a las 18:00 horas, tiempo local.

La "abuela panda"

Apodada la "abuela panda", Jia Jia tendría el equivalente a 114 años en términos humanos. Según los informes, había venido sufriendo múltiples enfermedades geriátricas, como hipertensión arterial, artritis y cataratas en ambos ojos.

Con su 37 cumpleaños, rompió un récord mundial, convirtiéndose en el panda más longevo en cautiverio.

La esperanza media de vida de un panda gigante está por debajo de los 20 años en estado salvaje, y poco más de 20 bajo cuidado humano, según Wang Chengdong, director de los servicios veterinarios en la Reserva Natural Nacional Wolong, en la provincia china de Sichuan.

"La longevidad de Jia Jia es el resultado de los continuos esfuerzos de Ocean Park en proporcionar las mejores prácticas de atención a los pandas gigantes", dijo.

Celebridad local

Nacido en la naturaleza, Jia Jia fue rescatada en 1980 y se mantuvo en Wolong durante más de una década antes de ser dada al gobierno de Hong Kong por China en 1999.

Su compañero, An An, es ahora el segundo panda gigante más longevo del mundo en cautiverio, con 30 años.

Jia Jia y An An se convirtieron en una sensación a su llegada a Hong Kong, con más de 29 millones de visitantes a lo largo de los años, de acuerdo con Ocean Park.