No te pierdas este martes la segunda parte de la entrevista a las 10pm México (11pm ET)

(CNN Español) - El expresidente de Uruguay José 'Pepe' Mujica considera que "el péndulo de la historia oscila demasiado hacia la derecha", un fenómeno evidente —en su opinión—en América Latina en países como Brasil.

Mujica presentó su libro Una oveja negra al poder en una entrevista con Carmen Aristegui para CNN en Español y analizó la destitución de Dilma Rousseff, el plebiscito de paz en Colombia, la dependencia del petróleo de Venezuela y el problema del narcotráfico en México.

"Hay que robarle el mercado al narcotráfico"

Mujica considera que México es una “víctima de la droga del otro lado, está pagando el precio. Allá amontonan la lana y acá ponen los muertos”.

“La política global del mundo con la droga me parece errónea. Einstein decía: 'Si tú quieres cambiar, no puedes seguir haciendo lo mismo'. Hay que robarle el mercado al narcotráfico. Hay que regularlo y los Estados hacerse cargo. Tener el coraje y transformar la droga en un problema médico, pero por lo menos eliminamos el narcotráfico, lo dejamos sin asunto, algo como pasó con la ley seca”, dijo.

"El problema de la droga en México se arregla muy fácil: Estados Unidos liquida el consumo allá y va a ver que como en un mes no hay más narcotráfico".

El error histórico de Venezuela

Mujica dijo que Venezuela "no ha podido resolver la gigantesca dependencia del petróleo". Para el exmandatario, el país bolivariano "abandonó hace muchos años —mucho antes de Chávez — la agricultura y cometió ese error histórico".

"La despensa tiene que estar cerca de la cocina. Hay que producir la comida cerca de casa".

Mujica dice que con la crisis, maduro "se puso el casco" y señaló que no le gusta que el Ejército tome el control en Venezuela.

"En algún momento van a tener que negociar. Por encima de todo son venezolanos. En algún momento van a tener que entender algo".

mujica-aristegui

Sobre Colombia: "Espero que aprendan"

Mujica dijo que en Colombia hubo "más de 50 años de guerras que arrancó por una gigantesca intolerancia oligarca" y destacó que el presidente Juan Manuel Santos —quien “fue el jefe de una represión de hace unos años”— tomara la decisión de negociar.

"No creo que la guerra ucrónica sea un proyecto de vida. Tiene que aparecer la política".

"Si hicieran el plebiscito mañana creo que ganaría el sí", dijo, "espero que aprendan".

Brasil, hacia la derecha

Mujica dijo que Brasil es un “gigante" que "anda enfermo de esperanza. Está sufriendo. El péndulo oscila demasiado hacia la derecha. El péndulo de la historia… Brasil lo está sintiendo eso y nos lo está haciendo sentir a todos”.

El expresidente uruguayo cree que con Dilma Rousseff hubo un “golpe parlamentario”.

"Hubo también errores de la propia Dilma Rousseff, quien quiso arreglar una situación crítica por la vía clásica, una pequeña Merkel, ajuste, ajuste, ajuste, y perdió el apoyo de la gente que tenía más al lado, los trabajadores, los sindicatos".

"El parlamento de Brasil se parece mucho a una Bolsa de Valores, porque para conseguir los votos para esto, me tienes que hacer un puente, una carretera o me tienes que apoyar en las municipales", sentenció. Según Mujica, Rousseff no tuvo la habilidad de Lula para ese tipo de "macronegociación".

No te pierdas este martes la segunda parte de la entrevista a las 10pm México (11pm ET)

Escucha la primera parte de la entrevista: