(CNN) - El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo este martes que las afirmaciones de Donald Trump de que hay las elecciones están manipuladas es algo potencialmente corrosivo para la democracia estadounidense, insistiendo en que el candidato republicano se queja de una conspiración inventada.

"¿Empiezas a lloriquear antes de que esto termine?", dijo Obama durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, y agregó que la acusación de Trump "no se basa en hechos".

Trump y sus portavoces se han quejado cada vez más de que el sistema de elección de Estados Unidos está "manipulado", un reclamo que viene después de dos participaciones en debates sin brillo y una caída en los números de las encuestas a nivel nacional y en estados claves. Trump instó a sus partidarios a monitorear los sitios de votación para que identifiquen a votantes potencialmente no aptos que intenten emitir su voto.

La retórica se ha sido descartada incluso por gobernadores republicanos, que dicen que no hay señales de corrupción en los sistemas de votación de sus estados.

Obama hizo eco de eso el martes diciendo que hay "ninguna persona seria por ahí que pueda sugerir de alguna manera que uno podría amañar las elecciones en Estados Unidos".

Y afirmó que las advertencias de Trump podrían erosionar la fe en el sistema político de Estados Unidos.

"Una forma de debilitar a EE.UU. y hacerlo menos grande es si uno comienza a traicionar esas tradiciones estadounidenses básicas que han sido bipartidistas y que han ayudado a mantener unida a esta democracia desde hace ya más de dos siglos", dijo Obama.

Obama desestimaba así de las declaraciones de Trump, describiéndolas como un reflejo de una actitud poco presidencial, declarando una vez más que el temperamento del candidato republicano es motivo de descalificación.

"En realidad no muestran el tipo de liderazgo y tenacidad que te gustaría ver en un presidente. ¿Empiezas a lloriquear antes de que el juego termine? Si cuando las cosas van mal para ti y pierdes, ¿empiezas a culpar a alguien más? Entonces no tienes lo que se necesita para estar en este trabajo", dijo Obama.

Y el presidente dijo que las advertencias de una "elección fraudulenta" son totalmente sin precedentes en la historia política moderna de EE.UU.

"Nunca he visto en mi vida o en la historia política moderna a cualquier candidato presidencial tratando de desacreditar las elecciones y el proceso electoral incluso antes de la votación. No tiene precedentes", dijo Obama, con el primer ministro italiano Matteo Renzi a su lado.

Trump se ha descrito a veces como un "llorón", diciendo a CNN en una entrevista el año pasado que él es "el llorón más fabuloso".

"Me quejo porque quiero ganar y no me hace feliz no ganar, y yo soy un llorón y me sigo quejando hasta que gano", dijo Trump a Chris Cuomo de CNN en agosto de 2015.