(CNN Español) - No es una broma. Comenzando el 1 de noviembre de este 2016, los solicitantes de visas y pasaportes estadounidenses deben quitarse los anteojos para sus fotos de aplicación.

La advertencia fue hecha por el Departamento de Estado de EE.UU. que, en un comunicado, asegura que el cambio ayudará a eliminar brillos y sombras en las fotografías que terminan perjudicando su calidad y retrasando el proceso de aprobación.

El año pasado, más de 200.000 solicitudes de pasaporte fueron rechazadas por la “pobre calidad” de las fotos o porque no cumplían con los estándares exigidos, lo cual retrasó la tramitación de aplicaciones.

“Tuvimos que suspender el trámite de aplicaciones de pasaporte porque las autoridades no podían identificar claramente a los solicitantes en esas fotografías, y muchas solicitudes de visa registraron el mismo problema, según explicó el Departamento de Estado.

Los solicitantes pueden usar gafas en las fotos sólo en circunstancias excepcionales, y en estos casos la aplicación debe ir acompañada por una prescripción, además de una declaración escrita y firmada por el médico, subraya el comunicado.

El Departamento de Estado espera un récord de más de 20 millones de solicitudes de pasaporte en el año fiscal 2017. La nueva normativa evitará retrasos, asegurando que las personas que requieran pasaportes y visas tengan sus documentos de viaje a tiempo.

Si la foto de su pasaporte o visa vigente tiene gafas, no se preocupe. No es necesario cambiarla ahora. La próxima vez que renueve su documento retire sus gafas.