(CNN en Español) - América Latina va por buen camino en lo que tiene que ver con la prevención y la lucha contra la explotación sexual de niños y adolescentes en viajes de turismo.

Al menos esa es, por ahora, la principal conclusión de la IX Reunión del Grupo de Acción Regional de las Américas (Gara) que se realiza en Montevideo (Uruguay), en la que autoridades de siete países de la región están compartiendo y mejorando las estrategias que tienen para combatir esa problemática.

Al encuentro del Gara -integrado por diversos países a través de sus ministerios de Turismo y por organizaciones internacionales que trabajan en el tema- asistieron representantes de Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México y Paraguay, además de Uruguay como anfitrión. A última hora, Argentina canceló su participación.

El coordinador del Gara es el ecuatoriano Diego Guarderas, quien también es el subsecretario de Regulación y Control del Ministerio de Turismo de su país.

Según el último Estudio Global de Explotación Sexual Infantil en Viajes de Turismo, revelado en mayo del 2016, el turismo representa hoy el 9% del PIB de América Latina y crea alrededor de 16 millones de empleos formales e informales en la región.

La llegada de turistas a América Latina se ha cuadruplicado desde 1980, pasando de 278 millones ese año a 1.000 millones en el 2013, dice el informe. Tres cuartas partes de esos turistas vienen de Estados Unidos y Canadá. 

Las zonas turísticas cerca de las comunidades pobres y excluidas suelen ser las más afectadas por la explotación sexual infantil vinculada a los viajes. Algunos son ejemplos son las playas de Cartagena, en Colombia; las de Punta Cana, en República Dominicana, y las del estado Quintana Roo, en México, afirma el reporte.