(CNN) - Arabia Saudita ha tomado la inusual medida de ejecutar a un miembro de su familia real después de ser declarado culpable de asesinato, dijo el Ministerio del Interior saudita en un comunicado.

El príncipe Turki bin Saud bin Al-Kabir fue declarado culpable de la muerte a tiros de un hombre durante una disputa, según el comunicado citado por la estatal Agencia de Prensa Saudita.

El muerto fue identificado como un ciudadano saudita.

La ejecución se llevó a cabo el martes. El comunicado no incluye ninguna información sobre el método de ejecución. En otros casos en Arabia Saudita la sentencia de muerte se ha llevado a cabo por decapitación.

El veredicto de culpabilidad fue apoyado por un tribunal de apelaciones y luego aprobado por el Tribunal Supremo de Arabia Saudita.

Es extremadamente raro que un miembro de la familia real saudita sea condenado a muerte. En 1975, el príncipe Faisal bin Musaid fue decapitado por el asesinato del rey Faisal.

"... El gobierno tiene interés en mantener el orden, establecer seguridad y lograr la justicia a través de la aplicación de las reglas prescritas por Alá... sobre el que viola la santidad de los civiles", dijo el Ministerio del Interior.