(CNN) - Los informes son inquietantes: decenas de miles de hombres, mujeres y niños arrancados de sus hogares y forzados a desplazarse al centro de Mosul mientras la batalla se intensifica para sacar a ISIS de la segunda ciudad más grande de Iraq.

La intención es siniestra: el uso de civiles como escudos humanos, el intento de ISIS de aferrarse a la ciudad, la joya de su autoproclamado califato.

Nadie espera que los militantes se rindan sin luchar Mosul, pero para los iraquíes que aún viven bajo el control de ISIS en la ciudad y sus alrededores, todas las opciones son sombrías.

Pueden tratar de huir, pero serán señalados por ISIS como "apóstatas", por lo cual la pena es la muerte. O pueden ser vistos como simpatizantes de ISIS en un nuevo lugar y convertirse en potenciales víctimas de crímenes por venganza.

Pueden tratar de resistir y sobrevivir a la feroz lucha que viene. O pueden ser forzados a ir al corazón de Mosul y servir como escudos humanos.

Es una perspectiva aterradora: ser asesinado por ISIS o morir en los ataques para derrotar a ISIS.

'Depraved, la estrategia cobardes'

Desde el principio se temía que personas inocentes pagarían el precio más alto en lo que podría ser la mayor operación terrestre en Iraq desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003. Esto es cierto en cualquier guerra, pero los iraquíes que ya han sufrido durante más de dos años bajo el brutal régimen del Estado islámico ahora están siendo sometidos a un nuevo conjunto de horrores.

"La depravada estrategia de cobardes de ISIL -otro acrónimo para ISIS- es tratar de utilizar la presencia de rehenes civiles para poner ciertos puntos, zonas o fuerzas militares a cubierto de la acción militar, esencialmente mediante decenas de miles de hombres, mujeres y niños como escudos humanos", dijo la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani.

ISIS ha secuestrado a cerca de 8.000 familias de los distritos de los alrededores de Mosul, dijo la agencia de la ONU, según los informes que ha recibido. Fueron obligados a punta de pistola y los que se negaron fueron asesinados.

Miles de hombres, mujeres y niños fueron obligados a caminar descalzos junto a los combatientes de ISIS hacia Mosul.