(CNNMoney) - Es momento de una nueva regla en internet: ya no doble revisión, sino triple revisión antes de compartir algo. Especialmente si se ve muy bueno para ser cierto.

¿Por qué? Basta con mirar la cuenta de Twitter de Donald Trump. Trump dijo en la mañana del domingo que "Twitter, Google y Facebook están enterrando la investigación criminal contra Clinton".

No solo no había prueba de eso, sino que era muy fácil de refutar. La investigación de los correos electrónicos del FBI estaba en lo más alto de Google News; el nombre de James Comey, director del FBI, estaba en lo más alto de la caja de tendencias de Facebook y en la sección de "moments" de Twitter había una nota prominente sobre esa controversia.

No obstante, la afirmación equivocada de Trump sobre que la noticia estaba "enterrada" fue el tuit más popular del día. Alrededor de 25.000 cuentas lo retuitearon y tuvo casi 50.000 'me gusta', ayudando a esparcir ampliamente esa falsedad.

El auge de las redes sociales tiene muchos beneficios, pero una desventaja ha sido la propagación de desinformación. Las noticias falsas se han vuelto una plaga en internet, especialmente en redes sociales como Facebook. Fuentes no confiables sobre esta elección se han vuelto muy numerosas para ser contadas.

Así que lo que yo recomiendo una regla de "triple revisión antes de compartir".

Nuevos sitios web diseñados para engañar y despistar a la gente parecen surgir cada día. Para sus creadores, los incentivos son claros: publicaciones más veces compartidas en redes significan más page views y más dólares de ingresos por publicidad.

Pero las historias mentira afectan a la gente que las lee y las comparte una y otra vez. Muchas de esas noticias falsas refuerzan las visiones de votantes liberales o conservadores y los aíslan de la verdad. Las historias se aprovechan de las personas que quieren creer lo peor sobre la oposición.

Un reciente estudio de BuzzFeed sobre "las páginas en Facebook hiperpartidistas" halló que ese tipo de páginas "consistentemente nutren a millones de usuarios con información falsa o engañosa".

Entre más engañoso el contenido, con mayor frecuencia es compartido: algo que no es un buen augurio para la alfabetización informativa de la nación durante una larga y amarga temporada electoral.

"Las páginas de derecha son más propensas a compartir información falsa o engañosa que las de izquierda", reporta el equipo de BuzzFeed.

En unas pocas ocasiones, historias inventadas o muy engañosas incluso se han metido en la caja de tendencias de Facebook, un problema que la compañía dice que está tratando de atacar.

En unos casos, asesores de Trump y familiares del candidato han sido engañados por noticias falsas, incluyendo la de una versión falsa de ABC News con el titular "Manifestante contra Trump habla: 'Me pagaron 3.500 dólares para protestar en un mitin de Trump".

Una mirada cuidadosa al sitio web revela que no es, de hecho, la página de ABC News. Pero el sitio engañó al hijo de Trump, Eric, a principios de octubre. "Finalmente, la verdad sale a la luz" tuiteó con un enlace a la noticia falsa.

En cuanto hablé de esto en televisión el domingo, detractores de CNN llenaron mi buzón con mensajes diciendo que CNN es el máximo ejemplo de "noticias falsas".

Pero eso es un intento deliberado de confundir el asunto. Independientemente de las fallas de CNN, los medios de comunicación —pequeños y grandes— trabajan duro para reportar la verdad.

Los sitios de noticias falsas y el contenido en Facebook, por otro lado, atraen tráfico con desinformación. Considero que hay tres tipos de estos sitios:

  • Sitios falsos con titulares completamente inventados que intentan engañarte
  • Sitios hiperpartidistas que no mienten, per se, pero que son engañosos porque solo comparten buenas noticias sobre tu partido político y malas sobre el otro
  • "Híbridos" que presuntamente mezclan un poco de hechos con mucho de ficción

Esos sitios no van a desaparecer, así que depende de los usuarios de internet detectar las noticias falsas y evitar propagarlas.

Sitios de verificación de datos como Snopes pueden ayudar: se dedican a buscar y detectar engaños y falsedades.

Alex Howard de The Sunlight Foundation tuiteó estos consejos:

  • Busca la fuente del enlace en Twitter
  • Búscals en Google
  • Revisa en Snopes
  • Considera el historial de la fuente

Josh Stearns, un activista de medios que ahora trabaja para Democracy Fund, dice que las redacciones de prensa también tienen un papel clave.

"La revisión de datos ha sido protagónica en esta elección, pero las redacciones deben ir más allá de verificar las declaraciones de los políticos y deberían ayudar a refutar desinformación viral también", me dijo. "En un momento en que la confianza en los medios está en un bajo histórico, los periodistas deberían denunciar estas historias falsas y ayudar a los ciudadanos a distinguir hechos y ficción".

La falsa afirmación de Trump sobre que Google, Facebook y Twitter "entierran" las noticias malas sobre Clinton criticaba a los "medios deshonestos". Irónicamente, estaba usando Twitter para criticar a Twitter.

Trump pudo haber quedado con esa idea a partir de una publicación imprecisa del blog Zero Hedge que habla de un "apagón de redes sociales". La entrada del blog contenía información falsa.

Le pedí a la campaña de Trump que me proporcionaran la fuente para esa osada afirmación, pero nadie ha respondido.