Protestas en Seúl en demanda de la renuncia de la presidenta Park Geun-hye (Woohae Cho/Getty Images)

Nota del editor: esta historia se publicó originalmente en noviembre de 2016 y fue actualizada este 10 de marzo con los último acontecimientos del caso.

(CNN) - Corea del Sur se ha sumido en un escándalo político que acabó por derribar el gobierno de la presidenta Park Geun-hye y que ha llevado a miles de manifestantes a las calles.

El drama envuelve a una amiga y asesora informal de la ya expresidenta, Choi Soon-sil, luego de denuncias de que ella tuvo acceso a documentos secretos del gobierno e intervino en asuntos de Estado.

¿Quiénes son los Choi?

La relación de Park con Choi y su padre, Choi Tae-min, ha causado controversia durante mucho tiempo en Corea del Sur.

El viejo Choi se volvió cercano a Park tras la muerte de la madre de esta a manos de un asesino norcoreano en 1974, cuando el padre de Park, el dictador Park Chung-hee, era presidente.

De acuerdo con el diario Korea Times, Choi fundó la Iglesia de la Vida Eterna en los 70, en la que mezclaba aspectos de cristianismo, budismo y chendoismo, una región propia de Corea que incorpora elementos del chamanismo.

Choi se identificó a sí mismo como un Buda moderno y llamó a todas las personas a ganarse la vida eterna.

Un cable diplomático de Estados Unidos de 2007, publicado por WikiLeaks, mencionaba rumores sobre que Choi tuvo “completo control sobre el cuerpo y la mente de Park durante sus años de formación y que como resultado de eso sus hijos acumularon grandes riquezas”.

Luego de que el padre de Park fuera asesinado en 1979 por el director de la CIA coreana, el asesino citó la relación de Choi con la joven Park como uno de sus motivos.

Incluso miembros de la familia de Park han mostrado inquietud. Su hermana menor, Guen-ryong, y su hermano, Ji-man, enviaron una petición en 1990 al entonces presidente Roh Tae-woo en la que expresaban sus preocupaciones de que Choi estuviera manipulando a Park.

¿Qué influencia tenía Choi Soon-sil?

Con la muerte de su padre en 1994, a la edad de 82 años, Choi Soon-sil lo sucedió como líder de la iglesia y mentor espiritual de Park, mientras la ex primera hija se convertía en una figura política por sí misma.

“La familia ha tenido una extraordinaria influencia sobre Park Geun-hye durante prácticamente toda su vida adulta”, dijo a CNN David Kang, experto en Corea de la Universidad del Sur de California.

“Es mucho más que un ‘oh, sí, ella conoce a esta persona’; están profundamente relacionados, casi como si ellos fueran Rasputin y Park Geun-hye solo una marioneta”.

Aunque nunca ha ocupado un cargo oficial, revelaciones recientes muestran que Choi tuvo previo acceso a discursos presidenciales y otros documentos.

Medios locales y partidos de oposición han acusado a Choi de abusar de su relación con la presidenta para obligar a compañías a donar millones de dólares a fundaciones que ella preside.


Dos manifestantes con máscaras de Park y Choi

En una disculpa televisada, Park admitió que Choi vio “algunos documentos” durante algún tiempo luego de que ella asumiera el cargo, pero no especificó lo que contenían.

“Estoy conmocionada y mi corazón está roto por haber causado preocupación en el público”, dijo Park.

Chamanismo y sectas

Mientras que gran parte del escándalo se ha centrado en la supuesta influencia de Choi sobre políticos coreanos, también ha puesto el reflector sobre la prevalencia de sectas y movimientos religiosos alternativos en el país.

El chamanismo coreano, o muísmo, es una religión étnica coreana similar al sintoísmo japonés.

De acuerdo con el Ministerio de Cultura y Turismo de Corea del Sur, el muísmo “se enfoca en resolver los problemas de la vida cotidiana por medio de la comunicación entre los humanos y el mundo espiritual, con chamanes como intermediarios”.

El país es, además, sede de la Iglesia de la Unificación -conocida  como de los “Moonies”, por su fundador, Sun Myung Moon-, famosa por realizar bodas masivas y supuestamente obligar a sus miembros a alejarse de sus familias.

Aunque el cristianismo y el budismo dominan en la vida religiosa de Corea del Sur, algunas iglesias incorporan prácticas chamánicas y muchas personas consultan a adivinos y chamanes.

El movimiento liderado por Choi combina hebras de las tres creencias, y asegura tener la capacidad de comunicarse con los muertos y crear objetos que ofrecen protección mágica, como amuletos, según los medios locales.

 

Derrumbe de la popularidad

El nivel de aprobación de Park se ha desplomado desde el inicio del “Choi Soon-sil-gate”, cayendo hasta el 21,1% la semana pasada, de acuerdo con encuestadores locales.

Aunque los analistas no esperan que la controversia tenga gran efecto sobre la economía nacional, no podía llegar en peor momento para Corea del Sur, que enfrenta el escándalo de la explosión de teléfonos móviles de Samsung.

Corea del Norte también ha aprovechado para criticar a Park, objetivo habitual de la máquina propagandística nacional.

“Las acciones de Choi son clara evidencia de que Park Geun-hye es una vieja incompetente”, señalaba un artículo propagandístico en la web Uriminzokkiri, de acuerdo con el Times de Corea.

“En ninguna parte del mundo se había sabido de un escándalo político tan feo que implicara a un presidente memorizando discursos inspeccionados por un estafador cualquiera”.