(CNN Español) - El pasado sábado 12 de noviembre, desde La Habana (Cuba), se anunció que el nuevo acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC estaba listo y que había acogido 56 de las 57 propuestas de los promotores del no, que lograron que fuera rechazado en un plebiscito realizado el 2 de octubre.

El único ajuste que reclamaba la oposición y no fue incluido fue el de la no elegibilidad política para los jefes guerrilleros. "Tengo que decirlo con franqueza: aquí no se logró avanzar", dijo el presidente Juan Manuel Santos en un discurso transmitido a todo el país, el sábado en la noche. Según él, la razón de ser de todos los procesos de paz es precisamente que los guerrilleros dejen las armas y hagan política dentro de la legalidad.

Lee también: Lo que cambió y lo que no en el nuevo acuerdo de paz en Colombia

La noticia fue celebrada por distintos sectores políticos, volvió a copar las primeras planas de todos los medios nacionales y ha tenido muy ocupados a los colombianos en las redes sociales los últimos días.

Con las opiniones mostradas en varias plataformas, ha quedado una vez más en evidencia que el país sigue profundamente polarizado frente a lo logrado tras cuatro años de intensas negociaciones con la guerrilla más antigua de América Latina.

“Acuerdo final”, “Humberto de la Calle” e “Iván Márquez” (por los jefes negociadores del Gobierno y de las FARC, respectivamente) han sido tres de las frases más buscadas en Twitter desde el sábado pasado, así como las etiquetas #ImplementaciónYa y #UribeNoJodaMás se convirtieron en tendencia rápidamente.

El senador y expresidente Álvaro Uribe, quien desde su partido Centro Democrático ha liderado la oposición a los acuerdos de paz con las FARC, se pronunció el mismo sábado, también a través de las redes, para pedirle al presidente Juan Manuel Santos que el nuevo acuerdo “no tenga alcance definitivo” y asegurar que se firmó un “acuerdo con terrorismo que los ciudadanos no conocen”.

El nuevo texto, que tiene 310 páginas (el anterior tenía 297), fue publicado este lunes para que cualquier persona interesada pueda leerlo a través de la página oficial de las conversaciones.

Ligado a esa etiqueta muchos ciudadanos también han promovido una marcha para el próximo 2 de diciembre, en la que invitan a protestar contra lo que consideran una actitud problemática por parte del expresidente Uribe.

En CNN en Español quisimos preguntarles qué significa el nuevo acuerdo, que según afirmaron los negociadores en un comunicado conjunto emitido desde La Habana este lunes, responde a “las inquietudes y sugerencias hechas por diferentes sectores de la sociedad, preservando a la vez las reformas y transformaciones contenidas” en el acuerdo firmado el pasado 26 de septiembre en Cartagena, en una ceremonia a la que asistieron decenas de jefes de Estado y cancilleres, además del Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon.

En el plebiscito del pasado 2 de octubre la opción del no ganó por un apretado margen del 50,2% de los votos, mientras el sí obtuvo el 49,7%. La diferencia fue de un poco más de 50.000 votos.

Las respuestas de los ciudadanos colombianos en las redes frente al nuevo acuerdo muestran la división que este tema genera en el país suramericano.

De hecho, alguien en Facebook planteó que nunca se logrará dejar a todo el mundo contento y siempre habrá quien no quede satisfecho con los ajustes y cambios que se le hagan al documento.