(CNN) - El vestido con el que Marilyn Monroe le cantó su famoso “Happy Birthday” al presidente John F. Kennedy fue vendido por 4,8 millones de dólares, rompiendo su propio récord como la prenda más cara que haya sido vendida en una subasta.

El vestido fue comprado por Ripley's Believe it or Not, un museo ubicado en Londres que expone objetos extraños y famosos, a la casa Julien's en una subasta llamada “Las colecciones de Marilyn Monroe”, llevada a cabo en Los Ángeles.

348569

“Hoy fue uno de los momentos más importantes en la historia de la compañía”, aseguró en un comunicado este viernes Darren Julien, presidente y CEO de la casa de subastas Julien’s. “Fuimos increíblemente privilegiados por tener la oportunidad de ofrecer ese maravilloso vestido de la más legendaria estrella del cine de todos los tiempos”.

Creado por el diseñador de Hollywood Jean Louis, el vestido había sido vendido por 1,27 millones de dólares en una subasta de la casa Christie’s en 1999, estableciendo un nuevo récord como la prenda personal más cara que se hubiera vendido en subasta.

Monroe vistió el famoso atuendo en el cumpleaños número 45 de Kennedy, llevada a cabo en el Madison Square Garden de Nueva York el 19 de mayo de 1962. Se dice que el vestido era tan apretado que tuvieron que hacerle una costura especial para que pudiera ponérselo antes de saltar al escenario para cantar el “Happy Birthday”.