(CNN) - Diecisiete de las 32 provincias de República Dominicana aún se encuentran en estado de alerta por lluvias que han azotado al país en las últimas tres semanas, y que ha obligado a la evacuación de 32.000 personas, 30.040 de ellas a casas de familiares y vecinos y 1.631 a albergues oficiales, informó este martes el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

El COE aseguró que en este momento en las regiones golpeadas hay 5.846 viviendas afectadas y 91 localidades incomunicadas. Los grandes volúmenes de agua que han caído por estos días en territorio dominicano también han provocado daños en gran parte de la infraestructura nacional, como carreteras y puentes.

Según el ente oficial, las provincias de Montecristi, Puerto Plata, Duarte y María Trinidad Sánchez están en alerta amarilla por la posibilidad de que se incrementen los aguaceros, mientras que El Seibo, Sánchez Ramírez, Azua, Hato Mayor, Peravia, La Romana, La Altagracia, Santiago, San Pedro de Macorís, Espaillat, Monte Plata y Samaná se encuentran en alerta verde, ya que la previsión indica que se reducirá la fuerza de las lluvias en esas regiones.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) indicó que los fuertes aguaceros se deben a la presencia de un frente frío en el noreste, centro y suroeste del país.

El presidente Danilo Medina visitó este martes varias de las zonas afectadas y prometió que se implementarán programas especiales para una rápida recuperación económica y social.