(CNN Español) - El ciclón tropical Otto se fortaleció en la noche del miércoles, volvió a categoría de huracán y sigue siendo un peligro para buena parte de Centroamérica. Durante el día se había se degradado a tormenta tropical.

El gobierno amplió la alerta roja e incluye otras localidades sobre todo del Pacífico central, dio asueto a los empleados públicos, menos a los ligados a la atención primaria y declaró emergencia nacional, todo como parte, dijo el presidente Luis Guillermo Solís,  de la labor de prevención que se realiza por el huracán Otto.

Alrededor de 1355 personas están en albergues, principalmente en el Caribe. El refugio más grande, con 300 personas, se ubica en la comunidad conocida como Puerto Lindo. Hay un total de 16 albergues.

En un comunicado difundido en redes sociales de la Presidencia, Solís hace un llamado a la calma y a la acción, advirtiendo de la peligrosidad del huracán. "Debo ser claro, el huracán es peligroso, tiene una capacidad alta destructiva".

Se espera que Otto llegue a Nicaragua este jueves, donde también suspendieron las clases e iniciaron la evacuación de sus hogares de mas de 10.000 personas en las zonas de mayor riesgo en la costa Caribe.

El más reciente reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos  (10 pm ET) dice que el centro de la tormenta está 160 kilómetros de Puerto Limón, Costa Rica.

Se espera que el impacto se produzca en las próximas horas, cuando alcance las costas del sur de Nicaragua o el norte de Costa Rica.

Otto tiene vientos sostenidos de 140 kilómetros por hora, pero el Centro Nacional de Huracanes advirtió que podría reintensificarse en su avance por el Caribe.

En entrevista con CNN Español en la mañana del miércoles, el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, dijo que todos los cuerpos de emergencia están alerta y que el comportamiento de los residentes ante las evacuaciones ha sido ejemplar. "El huracán es errático, no sabemos si va a golpear tierra en Nicaragua o Costa Rica", dijo el mandatario antes de que el ciclón se degradara.

Solís destacó que las fuerzas de emergencias están preparadas.

Muertos en Panamá

Tres personas murieron en Panamá y otras cuatro han desaparecido mientras Otto se acercaba a tierra, confirmó el presidente de ese país, Juan Carlos Varela, el martes.

Otto se formó en el sur del Caribe a principios de esta semana. El ciclón se ha fortalecido de manera constante y el martes por la tarde se convirtió en el séptimo huracán de la temporada en la cuenca atlántica.

La temporada de huracanes termina oficialmente el 30 de noviembre, pero las tormentas impactantes son poco frecuentes a estas alturas de mes. Aunque el Caribe es una de las pocas áreas con agua lo suficientemente caliente como para soportar un huracán a estas alturas de la temporada, que una tormenta toque tierra tan al sur es extremadamente raro.

Esta parte de Centroamérica no está tan acostumbrada a impactos de huracanes. También cuenta con un terreno escarpado, lo que hace la zona propensa a inundaciones y deslizamientos de tierra.

Alerta en Nicaragua

El gobierno de Nicaragua decretó alertas en las regiones Caribe Sur, Zelaya Central, Chontales y Río San Juan, informó el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred.