(CNN) - La ventaja que Hillary Clinton tiene en el conteo del voto popular en la elección de Estados Unidos es de casi 2 millones de votos, consiguiendo un hito mientras científicos le piden a la campaña que solicite un reconteo en algunos estados.

Clinton perdió con amplia diferencia en el Colegio Electoral, y crecer en el voto popular no cambia quién estará en el poder en Washington. Pero algunos de los asesores y aliados de Clinton han señalado que la diferencia es una razón para dudar de cualquier mandato que el presidente electo pueda sacar de su victoria en el día electoral.

A la tarde del miércoles, Clinton superaba a Trump por 1,82 millones de votos, con 63.964.956 frente a 62.139.188 del republicano, según cifras oficiales.

La derrota de Clinton el 8 de noviembre se debió en mayor medida a su mal desempeño en tres estados del llamado Rust Belt o Cinturón de Óxido: Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

Trump ganó en Pensilvania y Wisconsin, y el conteo de Michigan sigue muy cerrado para ser declarado, tras más de dos semanas tras la elección.

Pero un grupo de científicos ahora presionan a la campaña de Clinton a desafiar los resultados electorales y pedir un reconteo, percibiendo irregularidades y posibles ciberataques en la publicación de los totales de votación por estado.

Trump, quien criticó al Colegio Electoral y lo calificó de poco democrático, ahora lo celebra, diciendo que tiene una "cierta genialidad".

"De hecho fuimos a unos 22 estados, mientras que con el voto popular probablemente irías a cuatro, o tres, podrían ser tres", le dijo Trump a The New York Times el martes. "No saldrías de Nueva York. Te quedarías en New York y te quedarías en California".

Con información de Robert Yoon de CNN