(CNN) - La empresaria Betsy DeVos aceptó la nominación de Donald Trump para ser la secretaria de Educación de su gobierno, según le aseguraron a CNN fuentes del equipo de transición.

DeVos es actualmente presidenta del Grupo Windquest, una firma de inversiones con sede en Michigan, y dirige también la American Federation for Children, una ONG dedicada a mejorar las condiciones de educación de millones de niños en Estados Unidos.

“Betsy DeVos es una brillante y apasionada defensora de la educación", dijo el presidente electo Donald Trump en un comunicado de prensa.

"Bajo su liderazgo, reformaremos el sistema de educación estadounidense y quebrar la burocracia que está deteniendo a nuestros hijos para que así podamos darle una educación de clase mundial y posibilidades de escoger escuelas a todas las familias. Estoy complacido de nominar a Betsy como secretaria de Educación", añadió.

“Estoy honrada de aceptar esta responsabilidad de trabajar con el presidente electo en su visión de hacer que la educación estadounidense sea grande de nuevo", respondió DeVos, citada por el comunicado del equipo de Trump.

"El status quo en la educación no es aceptable. Juntos podemos trabajar para hacer un cambio integral que asegure que cada estudiante en Estados Unidos tenga la oportunidad de realizarse en su potencial", añadió.

Trump prometió durante su campaña eliminar los estándares estatales de educación, y su decisión de escoger DeVos puede asustar a los opositores conservadores de los estándares quienes esperan que el presidente electo cumplirá su promesa de campaña.

El vocero de Trump Jason Miller dijo el domingo que la reunión del magnate con  DeVos  "estuvo muy enfocada en el núcleo básico, en establecer normas nacionales más estrictas" y "promoción de la elección escolar en todo el país".

DeVos también formó parte de Foundation for Excellence in Education, un grupo liderado por el exgobernador de Florida Jeb Bush, quien compitió contra Trump por la nominación republicana a la candidatura presidencial.

Bush elogió el que Trump se decantara por ella para la cartera de Educación. "Su compromiso es con las familias, particularmente aquellas que luchan en el fondo de la escala económica, no con un modelo educacional obsoleto que les ha fallado generación tras generación (...) No puedo pensar en un agente de cambio más efectivo y apasionado para presionar una nueva visión de educación, una en la que los estudiantes, más allá que en adultos y demócratas, se conviertan en la prioridad en los salones de clase en nuestro país", aseguró Bush.